Seguidores

viernes, 29 de julio de 2011

Años 70: Bad Company

Esta superbanda surgida de las cenizas de los míticos Free, constituiría una de las más formidables formaciones de hard rock de los años 70, con algunos trabajos que son considerados entre los mejores del género.

Una vez disuelto Free, tanto Paul Rodgers como Simon Kirke decidieron fundar una nueva banda en donde dar rienda suelta a sus inquietudes hard rock alejados del rhthym & blues de su banda germinal, por lo que contrataron al ex bajista de King Crimson Boz Burrell y al guitarrista ex Mott the Hoople Mick Ralphs, y dieron el nombre de Bad Company a este nuevo proyecto.
Además seria Peter Grant (manager y mano derecha de Led Zeppelin) quien los dirigiera y firmaron un contrato con el sello Swang Song, compañía propiedad de los propios Led Zeppelin.
Así en mayo de 1974 se publicaría el single Can´t get enough, que seria el adelanto al primer lp del grupo Bad Company, editado un mes mas tarde, y que se convertiría en su mayor éxito, además de una de las canciones mas emblemáticas de la historia del hard rock.
El álbum pese a no tener sorpresas desde el punto de vista técnico y musical se encarama hasta el primer puesto en las listas americanas y al numero 3 en las listas británicas, debido en parte al sabor indomable de su salvaje hard blues rock, sus pinceladas de heavy metal y unos textos muy simples pero igualmente contundentes.
De este disco sobresalían, además de Can´t get enough, la envolvente Bad Company, la blues-rock Rock Steady o la ritmica Movin´on.
Un año después llegaría Straight Shooter, álbum que mantenía el mismo esquema que el anterior aprovechando el dicho “si algo funciona, no lo toques”, y en donde sobresalían los temas de rock potente Good Lovin´Gone Bad, Feel like making love o Deal with the preacher.
El disco obtiene grandes ventas a ambos lados del Atlántico y logra colocar al grupo entre los grandes de la época. Run with the pack (1976) el siguiente álbum conseguiría un disco de platino, (el tercero consecutivo), permaneciendo en las listas casi un año y aunque seguían manteniendo la misma formula poco a poco iban introduciendo ritmos mas funky y cierta dosis country sobre todo a sus medio tiempos.
Llegados a este punto el grupo había conseguido vender más de 5 millones de álbumes de sus tres primeros trabajos y además arrasaban en sus multitudinarios conciertos en prácticamente todo el mundo.
Sin embargo su álbum Burnin´Sky (1977) resulta un paso atrás y no logra el éxito de sus anteriores trabajos.
Con Desolation Angels (1979) el grupo comenzaba cierto declive debido a la explosión punk y al sonido del nuevo heavy metal y sobre todo por la inclusión de elementos electrónicos como sintetizadores, en cualquier caso obtiene mejores resultados que al anterior y logra un disco de platino.
Con Rough Diamonds (1982) el grupo se sumerge en una profunda crisis, por un lado Peter Grant pierde el interés por el grupo y los conflictos internos crean un ambiente hostil dentro del seno de la banda.
Un año después el grupo se disuelve; cada miembro se sumerge en proyectos solitarios, colaboraciones o entran a formar parte de nuevos grupos, Kirke pasa a liderar a los Wildlife, Paul Rodgers publica su primer álbum en solitario Cut Loose, Boz Burrell entra en la súper formación Nightfly junto a Micky Moody y poco después Jimmy Page llama al propio Rodgers para su nueva formación The Firm.
Unos años después la noticia de que Bad Company volvía a publicar un nuevo álbum dejaría sorprendidos a todo el mundo, en efecto Kirke, Ralphs y Burrell reflotaban al grupo con un nuevo vocalista Brian Howe, además de ampliar la formación con el teclista Greg Dechert. Ese nuevo álbum se titularía Fame and Fortune (1986), trabajo producido por el Keith Olsen, que pese a notar la ausencia de la voz de Rodgers el grupo mantendría el status bastante alto gracias a una inteligente dosis de hard rock con muchas connotaciones AOR debido sin duda a la sabia mano de Olsen. Pese a ser un buen álbum no logra el éxito apetecido por lo que el siguiente álbum Dangerous Age (1988) prescinden del teclista Dechert y de Olsen, el nuevo productor Terry Thomas sera quien se encargue de los teclados y la propia producción.
Este nuevo trabajo obtuvo mejores resultados y una buena aceptación por parte del publico con un disco de oro y varios éxitos como Shake it Up, One Night o No Smoke without a fire.
Holy Water (1990) seria un enorme éxito en cuanto a ventas y criticas del público, con un sonido más AOR, los sencillos If you Needed Somebody y Holy Water auparon al álbum hasta el primer puesto de las listas de éxitos.
Here comes trouble (1992), el siguiente disco obtendría un moderado éxito, al que seguiría el directo What you hear is what you get (1993)
Con este ultimo álbum vendría el abandono de Howe sustituido por el vocalista Robert Hart con quien grabarían los aceptables Company of Strangers (1995) y Stories Told & Untold (1996).
Unos años después la formación original publicaba el recopilatorio The Original Bad Company Anthology que contenía cuatro nuevas canciones.
Una gira posterior seria la antesala del fin definitivo de la banda original a priori, pero en el 2001 el grupo realizaría una exitosa gira por USA e Inglaterra de la que se extraería el material para un nuevo disco en directo Merchants of Cool. Posteriormente el grupo volvería a pasar a la inactividad regresando Rodgers a su carrera en solitario.


Bad Company Web

sábado, 23 de julio de 2011

Años 70: Faust

Uno de las bandas más egocéntricas y subversivas del llamado krautrock alemán, serian Faust, que con una música en muchos de los casos demasiado cruda, muy agresiva, extremadamente experimental y rematadamente demente, constituyo una de las avanzadillas del movimiento alemán y posiblemente una de las más influyentes e importantes del género.

Además Faust eran curiosamente los más cultos de dicho movimiento, bastante politizados y por lo tanto los más cultivados, que estaban al tanto de las vanguardias artísticas: el absurdo, el dadá, la música concreta, el minimalismo, la anarquía, pero también las novedades del rock inglés y norteamericano.
El grupo mostró durante casi toda su carrera un hermetismo sobre sus identidades reales y en las portadas de sus álbumes solo se mencionaba sus nombres artísticos sin dar a conocer cuales eran los diferentes papeles de cada miembro dentro del grupo.
Estos miembros eran Werner Diermaier Hans Joachim Irmler, Arnulf Meifert, Jean-Hervé Péron, Rudolf Sosna y Gunther Wüsthoff.
A principios de 1971 el grupo tuvo su clamoroso debut con el álbum lapidariamente titulado Faust.
En este primer álbum en donde solo habían tres temas, el nivel es sobresaliente por la gran creatividad ofrecida, con mucha experimentación y muchas variedades, un trabajo único, lleno de sonidos yuxtapuestos, pausas muy inesperadas, tanto vocal como instrumentalmente, y con dosis de space rock, con sonidos de sintetizador que le da un cierto sonido ambiental. Al igual que bandas como Amon Düül II, Faust también sabe perfectamente como plasmar lo acústico y lo electrónico al mismo tiempo, dando entrada a inteligentes sonoridades dinámicas pero con fuertes bases rítmicas.
Desde este primer álbum el grupo demostraba ser provocativo por devoción, infringiendo las reglas de cualquier estructura melódica y escogiendo el alucinante camino de un rock basado en ritmos eléctricos irregulares y convulsivos, aprovechándose de la electrónica con el objeto de una pura destrucción sonora.
Ya en 1972 llegaría So far, su segundo álbum que no contaba con la participación de Meifert.
En este segundo álbum encontramos al grupo sumergido en una onda sonora muy cercana a los Pink Floyd de esa época (Atom Heart Mother) o a los Velvet Underground con un sentido mas minimalista en algunas fases del disco, pero a la vez igual de hostil y oscuro como el primero.
Con el tiempo este álbum se convertiría en una de las piezas de culto por excelencia, además de ser considerada una de las obras maestras del genero krautrock.
Poco después el grupo grabaría un álbum extraño, casi con un estilo Trance, junto al violonchelista norteamericano Tony Conrad titulado Outside the dream syndicate.
Posteriormente el grupo lograría un ventajoso contrato con Virgin con quien publicaría el extravagante The Faust Tapes (1973) y el convencional Faust IV (1974).
Después de este último trabajo el grupo cesa oficialmente, aunque han seguido manteniendo cierta actividad que se ha visto sumergida en un continuo misterio
Con esporádicas apariciones en giras y conciertos dispares el grupo realizo una gira por USA a mediados de los noventa y posteriormente por el Reino Unido, y desde entonces siguen girando ocasionalmente.
En todos estos últimos años se ha publicado diverso material del grupo, tanto composiciones que fueron desechadas para sus álbumes originales así como nuevo material.
Con el paso de todos estos años Faust se convirtió en un verdadero grupo de culto tanto por parte del publico como de los músicos vanguardistas, que ven al grupo como el sinónimo europeo de Frank Zappa.
A mediados de los 80 la compañía discográfica Recommended publicaba la interesante antología Return of a legend/Munich & Elsewhere, en donde se recuperaba temas nunca antes publicados.




The Faust Pages



viernes, 15 de julio de 2011

Años 70: Slade

Una de las bandas mas curiosas a la vez que mas sinceras musicalmente, fueron Slade, dominadores de la escena Glam, que junto a la violencia escénica de Sweet, al glamour de Marc Bolan y al sentido del humor de Gary Glitter fueron los reyes absolutos de un genero que tuvo su época dorada en la primera mitad de los años 70.

Ellos a diferencia de todos los anteriores, no contaban con una imagen tan llamativa, no eran la típica imagen Glam; transgresora, sino mas bien pintoresca, sus pintas de campesinos con pantalones a rayas, con sombreros y tirantes, les daban un look desenfadado y humorístico, su estilo “tranquilo” y rural les llevo a atraer a un publico mas heterogéneo y proletariado, que sin embargo en sus multitudinarios conciertos eran presas de una excitación pocas veces vistas en la escena rock.
Todo empezaría cuando varias bandas locales de Birmingham llamadas Rockin´Phantoms, (liderada por el guitarrista Noddy Holder) y IN´Betweens, en la que estaban el también guitarrista Dave Hill y el batería Don Powell, cruzan sus caminos y terminan con el resultado de una reorganización de esta ultima con la incorporación de Holder y el bajista Jimmy Lea.
IN´Betweens ya habían publicado varios singles de escaso éxito antes de la nueva formación como fueron Take a Heart, Can Your Monkey do the dog, Oop Oop I do y Little Nightngale (1965).
Después de una actuación del grupo, el productor norteamericano Kim Fowley se queda fascinado por el talento y potencial de aquellos chicos y les propone producir su siguiente single.
Ese single se publicaría a finales de 1966, You Better Run, una versión de un éxito de The Young Rascals, que aunque tuvo una buena aceptación, no lograría entrar en las listas de éxitos.
Poco después y ante el abandono de Fowley el grupo vuelve a sus actuaciones terminando en las Bahamas, en una gira la cual les tomaría varios meses y que solo realizan unas pocas semanas, al quebrar el club que los contrata.
Ante tal contratiempo, el grupo decide buscar ellos mismos unas actuaciones para poder conseguir el dinero necesario para regresar a Inglaterra y durante algún tiempo permanecen en las islas, el cual también aprovechan para escuchar canciones y sonidos que aun no habían llegado a Europa.
Así el grupo empezaría a incluir en sus repertorios, algunas versiones de Steppenwolf, los Amboy Dukes y Nazz (Born to be wild, Journey to the center of your mind y Open my eyes respectivamente).
Una vez regresaron a su país, firman un contrato con el sello Fontana y cambian el nombre por el de Ambrose Slade y publican su primer álbum titulado Beginnings (1969), un trabajo básicamente de versiones de artistas como Frank Zappa, The Beatles o The Moody Blues y las antes mencionadas de Steppenwolf o Amboy Dukes.
Este trabajo deja bastante indiferente al gran publico pero que sin embargo no así a Chas Chandler, el ex -bajista de The Animals que decide promocionarlos acortando su nombre por el de simplemente Slade.
Bajo este epígrafe el grupo publica varios singles mas que resultan transitorios Wild Wings are blowing, Shape of things to come o Know who you are (1970), hasta que a principios del siguiente año, el tema Get down and get with it, otra versión, esta vez del cantante Bobby Marchan, entra en las listas de éxitos.
Ese mismo año se publica el álbum Play it Loud, un tímido anticipo, que seria la antesala de lo que estaba por llegar.
A partir de aquí el rock salvaje y cadencioso de Slade comienza una escalada frenética,
A finales de 1971 Coz I luv you les lleva hasta el número 1, una canción de ritmo enloquecedor y con un sonido de violín que seria la formula en los siguientes éxitos del grupo.
Otro éxito arrollador, Look wot you dun, seria la antesala del nuevo álbum Slade Alive! (1972) que lograría subir hasta el segundo puesto en las listas de éxitos, estallando así la Slademania por toda Gran Bretaña.
Casi a finales de este mismo año el grupo lanza un nuevo álbum Slayed? , que se convierte el numero uno al instante, trabajo este que contenía las memorables Take me back´ome o Mama weer all crazee now.
Llegados a este punto el grupo había llegado a crear un identidad propia y muy personal con un estilo desenfadado y campechano, que lejos de lo transcendental y con un rock popular y festivo, fueron labrándose una gran reputación por toda Gran Bretaña y parte de Europa.
Sladest (1973) confirmaría el momento de gloria del grupo con otro numero uno, puesto que también alcanzaría el siguiente Lp Old New Borrowed and Blue (1974).
Despues de algunos nuevos éxitos como Merry Xmas Everybody o Far far away, llegaría Slade in Flame (1974), banda sonora que resulta un paso atrás en sus expectativas comerciales y Nobody´s tools (1976) trabajo este, con el que intentaron entrar en el mercado norteamericano sin suerte, comienza el declive del grupo junto con la decadencia del genero.
Whatever Happened to Slade? (1977) seria prácticamente el epitafio del grupo, en un momento en donde el punk lo arrollaba todo con su furia iconoclasta.
A partir de aquí el grupo seguirá manteniéndose en constantes giras por clubs y publicando discos esporádicamente, hasta que 1980 son invitados a participar en el festival de Reading, consiguiendo un éxito moderado entre un publico joven que apenas les conocían y que venían predispuestos a escuchar heavy metal, tan de moda en esos momentos.
En lo sucesivo el grupo publicaría numerosos trabajos algunos de ellos incluso entraron en las listas de éxitos, pero por norma general pasaban con mas pena que gloria.
Muchos de los grupos posteriores reconocerían que han sido Slade su principal influencia, entre otros Kiss o Cheap Trick, y otros muchísimos artistas han versionado muchas de sus canciones a lo largo de estas últimas décadas.
Slade entre 1971 y 1976 lograron entrar 17 veces en el "Top 20", con seis números uno -tres de ellos entrando directamente en ese puesto-, y otros tres y dos éxitos en los puestos segundo y tercero, respectivamente. Vendieron, además, más singles que ningún otro grupo en los años 70. Una presencia semejante en las listas sólo es comparable, de hecho, con la de los Beatles y sus 22 canciones entre las 10 más vendidas en una sola década (años 60). Hoy día el grupo es considerado como un precursor del punk británico de la segunda mitad de la década y uno de los grupos más importantes e influyentes del rock británico de todos los tiempos.

Web Slade

sábado, 9 de julio de 2011

Años 70: Stealer´s Wheel

Una de las bandas de culto por excelencia, que con solo tres álbumes se merecieron el respeto y la admiración del público a principios de la década de los años 70 fueron Stealer´s Wheel.

Herederos de la esencia Beatle y las estructuras musicales de Crosby, Stills and Nash, con un preciosista pop y con unas melodías precisas y unas estupendas armonías vocales.
Sin embargo la historia de Stealer´s Wheels es a la misma vez parte de la historia de su líder (o uno de sus lideres) Gerry Rafferty, que mucho antes de que fundara el grupo junto a otro de los grandes y mas decisivos compositores británicos como fue Joe Egan, ya había tenido cierto éxito en la banda The Humblebums con la que compartió protagonismo con los músicos Tam Harvey y el posterior actor Billy Connolly.
Con esta germinal banda grabaría los álbumes Humblebums (1969) y Open up the door (1970) dos trabajos enfocados hacia el folk con suaves melodías y cierta sonoridad orquestada los cuales apenas tuvieron repercusión alguna.
Una vez disuelto el grupo Rafferty decidió continuar su propia carrera en solitario y aprovechando el sello con quien había grabado con su anterior grupo decide publicar su primer álbum Can I Have my Money Back (1971) disco en donde mostraba las influencias de The Beatles y su amor por el folk de su Escocia natal, el cual contenía meritorios temas como New Street Blues, Mary Skeffington o la canción que daba titulo al álbum.
En las sesiones de grabación de este primer álbum de Rafferty ya participaría su amigo de la infancia Joe Egan poniendo las voces en casi todos los temas, sin embargo ambos ya habían firmado un single de escasa repercusión en 1966.
Finalmente el álbum recibe buenas críticas por parte de la prensa, pero apenas logra el beneplácito del gran publico y se diluye sin apenas hacer ruido. Pero tal fracaso resultaría la antesala de lo que estaba por venir ya que Rafferty y Egan ven un vínculo muy fuerte el cual quieren explotar y deciden fundar juntos una banda a la que bautizan como Stealer´s Wheels.
Durante algunos meses el dúo se recluye para componer y ensayar junto a otros músicos los cuales terminarían formando parte del grupo como el guitarrista Paul Pilnick, el bajista Tony Williams y el batería Rod Coombes.
Después de firmar por la incipiente compañía A&M records, creada poco antes por Herb Alpert, entran en el estudio y son producidos por los famosos productores norteamericanos Leiber & Stoller.
El resultado es el disco Stealer´s Wheel (1973) un excelente trabajo de folk rock con tintes psicodélicos y con un claro acento beatle.
Temas como la Beatle Stuck in the middle with you, la hermosa Late Again o el art rock de You Put something Better Inside, conforman un trabajo que es considerado por muchos como una pequeña obra maestra del genero.
Esta formidable colección de grandes temas, aupa al álbum a entrar en las listas, (nº50), e igualmente el tema Stuck in the middle with you, que resulta ser un bombazo a ambos lados del Atlántico, y se encarama en las primeras posiciones de los Charts.
Pero poco después de la publicación del álbum, Refferty decide abandonar la banda sin argumentar claramente su decisión y no participa en la gira posterior la cual hace en su lugar Luther Grosvenor que provenía de los Spooky Tooth, igualmente el bajista Delisle Harper haría lo mismo con Williams.
Sin embargo casi a finales de 1973 Refferty retorna al grupo y junto a Egan reforman la formación con nuevos miembros, reclutando a los músicos Chris Mercer saxo, Andrew Steele batería, Bernie Holland guitarra y al harmonicista Chris Neill.
Con esta nueva formación el grupo volvería a entrar en los estudios para grabar su segundo álbum Ferguslie Park (1973), otro excelente trabajo que contenía entre otras grandes canciones la conocida Everything will turn out fine.
En Right or Wrong (1975) su siguiente album, el grupo ya se había reducido a el dúo Refferty-Egan y aunque resulta un trabajo con una alta calidad compositiva, temas clásicos de folk and pop y atemporales, comercialmente su aportación resultaría completamente nula.
Poco después Raffery y Egan comienzan a estar en desacuerdo en el rumbo a seguir, que junto a la falta de éxito empeora su relación y deciden dar por terminada la historia del grupo y reanudar uno y comenzar el otro sus propias carreras en solitario.
Rafferty por su parte se vería obligado a un retiro forzoso ya que por problemas contractuales con su antigua compañía no puede grabar durante ese periodo, hasta que en 1977 logra un contrato con United Artists y publica su segundo álbum City to City.
Este disco significaría su best seller, un trabajo lleno de folk rock con reminiscencias Dylanianas y ecos Beatles, y que contenía el hit Baker Street que marcaría la carrera posterior de Rafferty. Con un inconfundible sólo de saxo (compuesto por él mismo e interpretado por Raphael Ravenscroft), una canción que inspirada en una calle londinense, se convirtió en una marca registrada en la carrera del autor, además, en el disco se encontraban otros memorables momentos como la fantástica Right Down the Line o las meritorias Island o Stealin Time.
El disco consigue varios momentos históricos, por un lado llegar hasta el numero uno en las listas norteamericanas, colocar al unísono el tema Baker Street en los primeros puestos en medio mundo y ser el álbum en desbancar la banda sonora Saturday Night fever después de muchos meses de estar en lo mas alto de los charts.
Joe Egan por su parte publicaría los álbumes Out of Nowhere (1979) y Map (1981) ambos injustamente infravalorados por la crítica antes de perderse en el olvido más absoluto.
Un año después de City to City, Rafferty volvería a repetir éxito con un nuevo álbum Night Owl (1979) en donde volvía a repetir la formula del anterior disco con una amalgama colección de piezas de soft rock de las que sobresalían las estupendas Get it right next time o Days Gone Down.
Con Snakes and Ladders (1980) completaría una trilogía de álbumes todos ellos de una grandísima calidad y muy afortunados comercialmente, pero que igualmente suponen el principio del fin de Gerry Refferty, que seguiría publicando trabajos asiduamente Sleepwalking (1982), North and South (1988), On a Wing and a Prayer (1992), Over my Head (1994) o Another World (2000) que serán ignorados en parte debidos a su negativa a realizar giras y conciertos de presentación de los álbumes mencionados, así como por su constantes desordenes personales causados por su excesivo consumo de alcohol que paulatinamente minarían su salud.
En 1988 Mark Knopfler le invitaría a colaborar en su álbum Local Hero, además de colaborar asiduamente con Richard Thompson y los Fairport Convention en algunos de sus trabajos como productor.
Llegado el nuevo siglo Rafferty se volvería a reunir con su viejo amigo Joe Egan para regrabar viejos éxitos, volvería a colaborar con el ex lider de Dire Straits, publicaba canciones las cuales promocionaba en su web o produciría el debut del grupo The Proclaimers.
Sumergido cada vez más en el mundo del alcohol y después de pasar varias veces ingresado en los hospitales Rafferty fallecería el 4 de enero del 2011 cuando se encontraba trabajando en una nueva colección de canciones que dejo por terminar y que pronto aparecerán de manera póstuma.

domingo, 3 de julio de 2011

Años 60: The Groundhogs

Esta banda desconocida por el gran público, llego a rivalizar con bandas punteras del blues rock de la parte final de los años 60 como fueron Ten Years After, Cream, los Bluesbreakers de John Mayall e incluso los germinales Fleetwood Mac, aunque también es cierto que en una medida mucho menor.

Formados originalmente en 1963 en Londres por el guitarrista Tony McPhee formó el grupo, tomando el nombre de un tema del legendario bluesman John Lee Hooker. Tal fue ese hecho que, incluso la banda llego brevemente a llamarse John Lee’s Groundhogs. De esta manera incluso llegaron a telonear al propio John Lee Hooker en algunos de sus conciertos en las Islas británicas por aquella época.
The Groundhogs no llegarían nunca a ser considerados uno de los grupos mas fundamentales del llamado blues británico ni tampoco llamaron la atención por su creatividad, pero en cambio si fueron muy bien considerados dentro del circuito de blues rock de la época con algunos memorables trabajos que aun hoy en día son muy apreciados.
Con un estilo en donde la improvisación era uno de sus signos de identidad con grandes dosis de riffs básicos pero muy bien ejecutados, esta banda nunca llegarian a dar el salto a los Estados Unidos, como las mencionadas anteriormente, pero sí lograrían algunos de los mejores momentos de la historia del british blues.
Quizás la falta de una mejor presencia vocal y sus complicadas y en algunos casos sofisticadas y compremetedoras letras, mermarían su posible impacto en aquella época. Por otro lado, en ocasiones lograrón desviar la forma del blues por caminos insospechados, gracias a la fuerza creativa de su líder, T.S. McPhee.
Sin embargo The Groundhogs fueron muy populares en Gran Bretaña, estableciendo tres de sus álbumes en el Top Ten de principios de la decada de los 70.
La primera formación además de McPhee, la conformaban John Cruikshank a la voces, Tom Parker pianista, el batería David Boorman y el bajista Pete Cruikshank, hermano del mencionado vocalista.
Con este plantel lograrían grabar el tema Shake It a principios de 1965 bajo el sello local Interphon que pasa totalmente desapercibido.
Ya a mediados de 1966 y gracias al pequeño sello Planet se publica bajo la denominación John Lee´s Groundhogs el single I´ll Never Fall in Love again, que apenas tiene repercusión y que contaba con la participación del propio John Lee Hooker y Terry Slade.
Después de este fracaso el grupo se disuelve y el propio McPhee crea el grupo Herbal Mixture, una banda, que evolucionaba hacia terrenos mas sicodélicos en detrimento del blues, bien refrendado en el single Someone to love me (1966). Después de este experimento, McPhee paso a pertenecer a The John Dummer Blues Band, hasta que a finales de 1967 reactiva nuevamente a The Groundhogs, reclutando al vocalista Steve Rye y al bateria Ken Pustelnik, siendo Pete Cruikshank el único de la formación original que McPhee mantuvo en esta nueva singladura.
Con esta nueva formación se publicaría el directo Scratching The Surface (1968) un buen trabajo que contenía meritorios temas como la folkie Rockin´ Chair, o la rítmica Waking Blues, un año después le seguiría el álbum Blues Obituary (1969), este ultimo con el grupo convertido en un trío, debido a la marcha de Rye.
En este último álbum McPhee ya comenzaba a mostrar su cara mas sarcástica, confeccionando una portada casi de humor negro, en donde se observaban a los integrantes del grupo en una ceremonia fúnebre, metiendo el ataud en el cual se encuentra “el cuerpo” de la guitarra en un coche funerario. Un guiño sin duda en plan humorístico, para plasmar el ocaso del Blues Británico, que iba perdiendo terreno ante los nuevos estilos musicales que venían pisando fuerte en esa época
Llegados a este punto el grupo logra consolidarse entre las bandas punteras y hay quienes les llegan a comparar con Cream, en pleno auge en aquellos momentos, pero aunque compartían varias similitudes, ambos eran un trío, ambos su lideres eran grandes guitarristas muy técnicos e incluso el propio McPhee llegaba a tener cierto parecido vocal a Jack Bruce, sus composiciones eran totalmente opuestas y muy diferenciadas, mientras Cream creaban grandes temas de potente y vigoroso blues rock abierto al gran publico, The Groundhogs mostraba unas composiciones un tanto oscuras e irónicas y demasiado encriptadas para entender lo que realmente querían expresar. Una muestra de ese sarcasmo que tenía McPhee lo deja en claro con su tercer álbum titulado Thank Christ For The Bomb (1970) un título que expresaba con gran ironía una parte negra de la historia de la humanidad.
Este álbum mostraba una enorme crudeza, pereciendo un disco temático antimilitarista, con largos temas improvisados sobre estructuras sencillas y ala vez muy duras, sobresaliendo temas como el hard rock Darkness is no Friend, la enigmática Status People o el crudo blues rock de Strange Town.
Pero pese a lo inaccesible del disco el álbum logra colarse en las listas, logrando llegar hasta la novena posición en los Charts Británicos.
Split (1971) seria el siguiente eslabón del grupo, un trabajo que aunque menos sofisticado que el anterior, seguía conteniendo un mensaje turbio y tosco, con claras alusiones al orden establecido y que suponía otro complicado guión, el cual era difícil descifrar.
En esta ocasión el disco se parecía mas a un álbum concepto que a un álbum convencional en si, el cual narraba los efectos producidos en la mente del ser humano después de haber consumido diversas drogas, dividido en cuatro largas partes, McPhee experimentaba sonidos muy cercanos al hard rock con toques lisérgicos y psicodélicos con una amalgama de sonidos y efectos muy variados e interesantes.
Para muchos el grupo consigue con este álbum llegar a su cota más alta, considerándolo como una pequeña obra maestra, mostrando el grupo todo su talento y creatividad.
La crítica y el público recibirían con entusiasmo este nuevo trabajo, logrando superar al anterior hasta llegar al quinto puesto de las listas de éxitos británicas, manteniéndose durante meses en esa posición.
Tal éxito, les catapulta hasta el punto de que son los elegidos para telonear a los mismísimos Rolling Stones, en la gira Europea de 1971.
Un año después apareceria Who Will Save The World? The Mighty Goundhogs, un álbum con claros alejamientos de la esencia blues de los anteriores trabajos y con elementos muy cercanos al rock sinfónico con la introducción del mellotron y las típicas estructuras progresivas predominantes en muchos grupos británicos de principios de los 70.
Hogwash (1972) continuaría una senda muy parecida al anterior disco y seria igualmente un trabajo de punto y aparte por parte de la banda, que se toma un largo respiro de varios años, los cuales aprovecha McPhee para publicar su disco en solitario The Two Sides of Tony McPhee (1973)
A partir de aquí McPhee manejaría a su antojo al grupo disolviéndolo y reactivándolo continuamente y publicando trabajos de forma asidua, la gran mayoría de menor calidad, destacando algunos muy meritorios como Solid (1974), Crosscut Saw (1976) o Black Diamond (1976), alternandolos con los mediocres Razor´s edge (1985), Back Against The Wall (1987), Hogs on the Road (1988), No Surrender (1989) o Foolish Pride (1993), además de media docena de álbumes en solitario.
Hoy en día el grupo sigue en activo ofreciendo conciertos y giras esporádicamente por Gran Bretaña y Europa además de ser uno de los grupos más asiduos de festivales de rock y blues del viejo continente.
En definitiva una de las bandas mas olvidadas que actualmente goza de una pequeña segunda juventud pero que durante algunos años fue bastante infravalorada y olvidada a pesar de su efímera fama que obtuvo a finales de los sesenta y principios de los 70 y que fueron sin duda uno de los grandes alicientes que dieron vida al british blues y al blues rock en su época dorada.


Web The Groundhogs