Seguidores

lunes, 24 de diciembre de 2012

Genesis-And then there were three (1978)

Realizar un post la noche de navidad podría parecer para muchos una descabellada perdida de tiempo, pero lo cierto es que y desde hace ya muchos años, esta señalada fecha es la propicia para pinchar en mi stereo unos de los más bellos álbumes de Genesis, el que ocupa un lugar en la tierra de nadie (mas adelante explicare esta definición) ...And Then There Were Three...y encontrar un motivo por el cual es el disco elegido este dia, se me antoja complicado de argumentar, el caso es que es así sin mas. Un álbum por otra parte que suelen despreciar los mas puristas del grupo por alejarse en cierto modo del progresismo de antaño pero a la misma vez poco valorado por los fans de la era comercial por catalogarlo como progresivo...y es así como realmente podríamos decir que esta en tierra de nadie. Cuando Peter Gabriel abandonaría la banda en 1975, muchos por entonces vaticinaron el fin del grupo ya que pocos o casi nadie confiaron en Phil Collins como el nuevo frontman del grupo y pronto observaron que estaban equivocados. Lo mismo ocurría cuando Steve Hackett toma su propio rumbo en 1976, su labor dentro del grupo fue en cierto modo suplantado por el bajista Mike Rutherford tal vez no tan bueno en este instrumento como Hackett, pero cumpliendo con creces, el resultado fue de un álbum de una belleza solo posible por la capacidad de los miembros restantes, sin duda unos virtuosos músicos. Y es que curiosa e irónicamente él titulo del álbum "Y entonces solo quedaron tres" dejaba claro las intenciones de Collins, Banks y Rutherford de seguir adelante con el grupo pese a la perdida de sus dos mejores pilares. And then there were three alterna momentos heredados de la época anterior, con más importancia del factor instrumental y una estructura más compleja (sobre todo "Down and out" o la densa "Burning rope", junto con temas de estructura más simple como "Many too many" o sobre todo "Follow you, follow me", uno de sus grandes hits y primeros síntomas de la posterior comercialidad (tras las expectativas de "I know what I like" en 1973 y posteriormente "Your own special way" en 1976). Temas como la dinámica y compleja Down and out, la profundamente melancólica Undertown, la progresiva Burning Rope, la rítmica y por momentos atmosférica Deep in the motherlode, la hermosa y melancólica Many too many, o la ambiciosa The lady lies nos dejan un álbum realmente excelente realizado contra todo pronóstico y con parte de la critica y de los viejos fans en contra...sin duda una joya menospreciada...y a mi modesto entender el álbum ideal para una noche como esta.

2 comentarios:

Benet Rockfloyd dijo...

Desde luego, no es uno de los álbumes más representativos de Genesis, pero sí que es, al menos para mi, un álbum con una 'magia' extraordinaria. Tiene un 'no-se-qué' que realmente engancha.

Dr. Quatermass dijo...

Pues a mi no me gusta ;-)

Mira que soy mega-fan de este grupo, más de la era anterior a este, pero también de la posterior (el siguiente "Duke" me gusta bastante), pero oye nunca le he pillado el tranquillo al "..se quedaron tres"