Seguidores

martes, 31 de julio de 2012

Movimientos Historicos: Introducción de la electrónica en el mundo del Rock


El principal evento que revolucionaría la música rock hasta sus fibras más profundas de su naturaleza era la llegada de los instrumentos electrónicos. En 1966 el inventor estadounidense Robert Moog empezó a vender su "sintetizador", una nueva clase de instrumento, el primero que tocaría más que una "voz" y aún imitaría las voces a todos los otros instrumentos. La vanguardia estaba lista para apropiarse de la idea. Morton Subotnick, por ejemplo, publicó una improvisación libre en un sintetizador, Silver Apples of the Moon (1967), que era simplemente el equivalente en la música clásica del acid-rock.
Hasta entonces, la música electrónica había sido un lujo que muy pocos músicos populares podrían acceder. La mayoría de los sintetizadores eran propiedad de centros de música clásica o de grandes estudios de grabación.
A pesar de las dificultades prácticas, unos cuantos compositores visionarios introdujeron arreglos electrónicos en la música popular, siguiendo el éxito de Good Vibrations de los Beach Boys (1966). Jean Jacques Perrey y Gershon Kingsley virtualmente inventaron el pop electrónico con la ingenua "sonosíntesis electrónica " de The In Sound From Way Out (1966).
El compositor canadiense Mort Garson grabó Zodiac Cosmic Sounds (1967), una suite acompañado por Paul Beaver en los teclados electrónicos, The Wozard of Iz (1969), una parodia electrónica del clasico infantil (con Bernie Krause en los "sonidos ambientales"), Lucifer (United Artists, 1971), una exotérica ópera & misa con sus observaciones de mezcolanza de sonidos electrónicos, y Music for Sensuous Lovers (1971), en la cual sobresale el sintetizador Moog y gemidos humanos.
Ron Geesin, un británico investigador de sonidos ecléctico quien había experimentado con el collage en A Raise Of Eyebrows (1967), mezcló la psicodelia y el dadaísmo en The Body (1970) y particularmente en Electrosound (1972), el cual expandió la música cósmica y precedió a la música industrial.
El hombre que tiene el crédito de haber convertido "música electrónica" en música comercial es Walter Carlos, de quien su Switched On Bach (1968) fue el primer álbum electrónico en alcanzar las listas de éxitos, aunque el mejor fue Sonic Seasonings (1972), que precedió a la música ambiental por unos cunatos años antes.
En 1968 muchas bandas de rock también experimentaron con el nuevo medio para realzar su caos creativo, con ejemplos muy notables como las bandas psicodélicas United States Of America en New York y Fifty Foot Hose en San Francisco.
Sin embargo Lothar & The Hand People  fueron quizás la primer banda de rock en usar instrumentos electrónicos para más que simple relleno de fondo en sus álbumes Presenting (1968) y Space Hymn (1969).
La banda legendaria de culto Silver Apples fueron un dúo experimental de teclados y vocales electrónicos que precedieron al la new wave y al synth-pop por casi una década. La música en Silver Apples (1968) y Contact (1969) mezclaba psicodelia y el rock'n'roll mientras empacaban la neurosis urbana y la angustia existencial.
En Boston, el integrante de Beacon Street Union, Peter Ivers, aplicó "modulaciones" electrónicas a los arreglos ya de por sí salvajemente excéntricos de su album concepto-religioso Knight Of The Blue Communion  (1969), un desfile surrealista de números de jazz, psicodelia, pop, música clásica y vodevil con una cantante de ópera por delante.
El primer músico en improvisar en vivo con un sintetizador fue probablemente Annette Peacock, ejecutando con el grupo de jazz de Paul Bley.
Dos veteranos de los instrumentos electrónicos formaron otro dúo influyente, simplemente llamado Beaver & Krause (3), cuyo Ragnarok Electronic Funk (1969) fue otro punto importante para la adopción de los instrumentos electrónicos. En In A Wild Sanctuary (1970) ellos intentaron una fusión de raga, música clásica, folk y psicodelia, y en Gandharva (1971), grabado en la catedral de San Francisco con la ayuda de Gerry Mulligan y Bud Schank,  se expandieron todavía más hacia el jazz.
En 1970 Robert Moog lanzó el Minimoog, el primer sintetizador portátil. Ese evento hizo la música electrónica disponible a un grupo más amplio de músicos. Aunque era todavía caro, este juguete podría moverse de un escenario a otro, y por lo tanto integrarse en el ensamble del rock, de los primeros en ultilizarlos estaban la ya grandes bandas de rock progresivo Yes, Emerson, Lake and Palmer, Genesis...etc.
David Borden formó en 1969 un trío electrónico que grabaría Mother Mallard's Portable Masterpiece Company (1973), armado con el sintetizador mini-Moog e inspirado por el minimalismo de Terry Riley y la improvisación del jazz.
En Suecia, Bo Hansson lanzó Sagan Om Ringen (1970), una colección de doce viñetas impresionistas que mezclaban el folk, música clásica, jazz y pop y que precedería al synth-pop y a la música new-age.
En Gran Bretaña, los pioneros de la música electrónica White Noise, el proyecto original del estadounidense David Vorhaus, preparó las canciones de cuna y etéreas y espaciales de An Electric Storm (1969).
Tambien en 1969 aparece una banda llamada Rare Bird, que graban un album especialmente curioso y fundamental en la historia del rock progresivo con tintes electrónicos y psicodélicos, ya que en ella no aparece guitarrista alguno, su musica se apoya en los sonidos del organo, piano electrico, bajo y bateria, y de esa manera en este su primer album Rare Bird (1969), llaman mucho la atención de los aficionados y critica del momento, su mezcla de rock epico y atmosférico muy influenciados sin duda por el rock progresivo sera la antesala de los que luego grupos como Camel o mas particularmente Emerson, Lake and Palmer llevaran a la cúspide, posteriormente el grupo redefinio su sonido a estilos mas diversos, As Your Mind Flies By (1970) donde incluyeron muchos mas amplios sonidos electrónicos de teclados adicionales a los ya conocidos de organo y piano electrico, aunque el resultado tambien les salio sensacional.
Finalmente, los Tonto's Expanding Head Band grabaron Zero Time (1971), la primera colección de melodías pop originales enteramente tocadas en sintetizadores.
Por aquel tiempo, las bandas alemanas habían comenzado a cambiar el centro de gravedad hacia los teclados electrónicos y pronto procederían a reinventar la música rock.