Seguidores

lunes, 31 de diciembre de 2012

Vangelis-1492 The Conquest of Paradise (1992)


Que mejor manera de acabar este 2012 que con la soberbia música de Vangelis y una de sus obras maestras: 1492 The Conquest of Paradise .
Y es que precisamente este año que se acaba se cumplen veinte años del estreno de “1492: La conquista del Paraiso” la película de Ridley Scott que recrea la hazaña de Cristóbal Colón y sus  consecuencias posteriores.
Ridley Scott realizó un filme en el que se produjo una situación parecida a la de la torre de Babel: unos pocos actores españoles, un Cristobal Colón francés, una reina Isabel estadounidense… Esta claro que el rigor histórico se vio obviamente resentido, y probablemente fue una de las causas de su injusto fracaso comercial.
La película al completo y tal y como ya ocurriría una decada antes con otra obra maestra del cine y su banda sonora Blade Runner era en realidad un inmenso videoclip en la que la música y los sonidos creados por Vangelis, acompañan casi constantemente las imágenes creando ambientes únicos. Toda la creatividad sonora manifiesta en forma de soundtrack fue incapaz de plasmarse en un disco que contuviera todo lo que el músico trabajó, y coincidiendo con el estreno de la película se publicó la banda sonora “oficial” que y debido a su minutaje (aun no se entiende por que no fue publicado como doble álbum) no contiene ni mucho menos toda la música de la película y si en cambio contiene piezas musicales que no están incluidas en la película en sí misma.
Pero a diferencia del film el álbum que contenía la banda sonora si fue un rotundo éxito de ventas
Viniendo de Vangelis ya sabemos que  la suya es una pura composición electrónica, como no, pero que capta adecuadamente el epicismo de la historia, a pesar de romper en determinadas ocasiones la delgada línea entre el estilo propio musical y el servicio que presta a la película. Además, su afán de protagonismo se impone sobre las imágenes del film -debido, sobre todo, a que las supera-. La composición musical aislada es soberbia y espectacularmente bella, como demuestra ese imponente y señorial tema central que en mi opinión, aunque sea un sacrilegio, supera ampliamente al de su celebérrima Carros de fuego.
El álbum (al igual que evidentemente la propia película) es una sucesión casi interrumpida de impresionantes pasajes corales, sonidos ambientales electrónicos, hermosas melodías de influencias medievales, tribales, ensoñadoras… y sonidos acústicos que abarcan un amplio abanico de instrumentos, desde violines hasta  mandolinas, pasando por flautas, guitarra española, e incluso en uno de los temas un cantaor flamenco, además de los inevitables sonidos electrónicos tan característicos de Vangelis
Quizá lo más llamativo de este disco son las piezas corales de las que sin duda, una de ellas, ha pasado a convertirse en todo un clásico de la música actual, con un extraño vocabulario en el significado de las palabras y es que este tema está construido con un curioso lenguaje inventado...sin duda una autentica joya de la música electrónica en particular y de la música contemporánea.



domingo, 30 de diciembre de 2012

Steve Winwood-Refugees of the heart (1990)

Quizás no sea este el mejor trabajo de Steve Winwood, pero personalmente el álbum Refugees of the heart es uno de esos al que guardo un especial cariño, publicado después de su exitoso Roll With It
Cuando fue publicado parte de la critica y de sus fans le recriminarían que repetía la misma formula que su predecesor...quizás sea cierto... pero bendita formula, temas del calibre de You´ll keep on Searching, One and Only man o In the Light of day merecen sin duda un post dedicado a este infravalorado trabajo de uno de los grandes genios que ha dado el rock en toda su historia. 


martes, 25 de diciembre de 2012

Genesis-Wind & Wuthering (1976)


Y si en el anterior post hablábamos de una álbum ideal para la noche de navidad (segun mi modesto criterio en aquella ocasión, nos referíamos al album de Genesis ...And then there were three ) , ahora voy un poco más lejos y propongo él más difícil todavía, el álbum perfecto para el dia de navidad, Wind & Wuthering grabado dos años.
Casi a finales de 1976 el grupo lanzaría el quizás ultimo gran disco de su era progresiva, un álbum cargado de  atmósferas melancólicas, nostálgicas y otoñales, un hipnótico viaje solemne por esa triste estación del año.
Y es que es en Wind & Wuthering donde realmente comienza a nacer el Genesis post-Gabriel. Aquí ya se puede intuir las nuevas tendencias musicales del grupo, e incluso como un Steve Hackett en plena madurez compositiva e instrumental, tiene una mayor participación, de hecho casi la mitad de los temas de este trabajo son de su autoría, pero curiosamente es el álbum donde las guitarras tienen menos protagonismo, debido sin duda a los arreglos finales que sus propios compañeros imponían, precipitando que fuese este, él ultimo del guitarrista en la banda.

Incluso la portada del álbum, diseñada por el dibujante de la factoría Hipgnosis Colin Elgie es una de las más bellas que han sido creadas, en ella nos da una ligera idea de la música contenida con ese aspecto ilusorio, con un gris escenario otoñal con un árbol cuyo follaje resulta ser unas veintenas de aves, dejando al árbol desnudo y solo.
Este álbum también representaba él ultimo trabajo lírico con una base "narrativa" que el grupo compuso, en tanto que, a excepción de los temas Afterglow y Your Own Special Way, las canciones tienen como base un personaje, o están basadas en una historia, mas que en la experiencia.

Ilusión y desilusión son las temática básicas del disco. El álbum comienza con Eleventh Earl of Mar, un tema basado en la rebelión Jacobita de 1715, la cual introduce la idea de la inocencia (la voz del relato de forma alternada esta íntegramente en tercera persona, y es la del hijo del protagonista); y del fracaso, en la campaña final. Musicalmente Eleventh Earl es una potente canción que fusiona muy bien el rock eléctrico y las baladas acústicas. La canción termina con la imprecación a esperar, hasta que todo el mundo se olvide, y hacerlo otra vez - "some things never end" ("algunas cosas nunca terminan").
La siguiente pieza nos guía perfectamente a One For The Vine. Este trata de nuevo con la desilusión, el fatalismo y el fracaso, y refuerza ciertas ideas relatadas en el tema anterior. La culminación, como en Eleventh Earl, presenta el concepto cíclico, a manera de broche final para dicha tema. El "heroe" esta atrapado dentro del ciclo de los eventos descritos por la canción - y esta por lo tanto condenado a repetirlos.
A renglón seguido llega Your Own Special Way, canción que comienza con lo que ahora casi podríamos llamarlo el arquetípico del Genesis acústico- una virtuosa guitarra de 12-cuerdas qué llena por completo la canción. Una pieza maravillosamente conmovedora nos lleva a Blood On The Rooftops, la primera entrada lírica y musical que hace Hackett a Wind & Wuthering. El disco finaliza con Afterglow, una canción de redención y renacimiento, en medio del amor perdido. Líricamente, la sencillez de las imágenes y la cáustica intensidad de las palabras la hacen una de las más finas canciones de Genesis.
Sin duda este seria el último gran trabajo de Genesis y él ultimo de su genial guitarrista Steve Hackett, imprescindible para cualquier colección prog que se precie, una obra maestra en todo ámbito, desde la narrativa, pasando por las líricas y la música. Simplemente espectacular.

lunes, 24 de diciembre de 2012

Genesis-And then there were three (1978)

Realizar un post la noche de navidad podría parecer para muchos una descabellada perdida de tiempo, pero lo cierto es que y desde hace ya muchos años, esta señalada fecha es la propicia para pinchar en mi stereo unos de los más bellos álbumes de Genesis, el que ocupa un lugar en la tierra de nadie (mas adelante explicare esta definición) ...And Then There Were Three...y encontrar un motivo por el cual es el disco elegido este dia, se me antoja complicado de argumentar, el caso es que es así sin mas. Un álbum por otra parte que suelen despreciar los mas puristas del grupo por alejarse en cierto modo del progresismo de antaño pero a la misma vez poco valorado por los fans de la era comercial por catalogarlo como progresivo...y es así como realmente podríamos decir que esta en tierra de nadie. Cuando Peter Gabriel abandonaría la banda en 1975, muchos por entonces vaticinaron el fin del grupo ya que pocos o casi nadie confiaron en Phil Collins como el nuevo frontman del grupo y pronto observaron que estaban equivocados. Lo mismo ocurría cuando Steve Hackett toma su propio rumbo en 1976, su labor dentro del grupo fue en cierto modo suplantado por el bajista Mike Rutherford tal vez no tan bueno en este instrumento como Hackett, pero cumpliendo con creces, el resultado fue de un álbum de una belleza solo posible por la capacidad de los miembros restantes, sin duda unos virtuosos músicos. Y es que curiosa e irónicamente él titulo del álbum "Y entonces solo quedaron tres" dejaba claro las intenciones de Collins, Banks y Rutherford de seguir adelante con el grupo pese a la perdida de sus dos mejores pilares. And then there were three alterna momentos heredados de la época anterior, con más importancia del factor instrumental y una estructura más compleja (sobre todo "Down and out" o la densa "Burning rope", junto con temas de estructura más simple como "Many too many" o sobre todo "Follow you, follow me", uno de sus grandes hits y primeros síntomas de la posterior comercialidad (tras las expectativas de "I know what I like" en 1973 y posteriormente "Your own special way" en 1976). Temas como la dinámica y compleja Down and out, la profundamente melancólica Undertown, la progresiva Burning Rope, la rítmica y por momentos atmosférica Deep in the motherlode, la hermosa y melancólica Many too many, o la ambiciosa The lady lies nos dejan un álbum realmente excelente realizado contra todo pronóstico y con parte de la critica y de los viejos fans en contra...sin duda una joya menospreciada...y a mi modesto entender el álbum ideal para una noche como esta.

sábado, 22 de diciembre de 2012

This Is Rock nº 103

Este es contenido del proximo numero de la revista This is Rock, correspondiente al mes de Enero: "El Mensajero de los Dioses: Crónica de su Vida y Obra de Freddie Mercury hasta 1988". Ignacio Reyo nos lleva en un viaje que empieza en África, se establece brevemente en la India, fija bases en Nueva York, Munich y Montreux, y termina en la escala Barcelona-Londres. El periplo de un hombre que eligió ser el mensajero de los dioses.
Sean Egan vuelve su mirada a la trágica historia de Brian Jones, para así examinar el legado musical del Stone, que nunca pudo demostrar su potencial en la banda que fundó.
El genial guitarrista Steve Hackett vuelve a las páginas de This Is ROCK, un hogar en el que se siente cómodo y gracias a ello compartió una larga conversación sobre su legado con Genesis con nuestro redactor Steven Rosen.
Un día, en la primavera de 1991 Kurt Cobain fue a un ensayo de Nirvana con un riff nuevo, un riff del que la revista Spin diría después que eran "los nueve segundos más importantes, culturalmente hablando, de los 90". Los ensayos de Nirvana empezaban a menudo con largas jams. "Gran parte de la experiencia de ensayar consistía en probar cosas diferentes y experimentar", dice Krist Novoselic. Y la banda improvisó con ese riff particular durante un tiempo – "casi una hora", según una versión del suceso.
Enrique Bunbury es el unico rockero español de éxito a ambos lados del atlántico, Bunbury es también un gran conocedor de la historia de la música que giraba alrededor de un reloj y aún continúa viva en el subsuelo y en los estadios. La entrevista que nos concedió, conducida por Ignacio Reyo, no se rigió por la actualidad, sino por la melomanía.
Peter Hammill El hombre delgado que canta baladas sale puntualmente de su ascensor al hall del hotel madrileño desde el que se divisa el Manzanares. Con unos modales que recuerdan a un venerable jugador de cricket retirado, resulta difícil pensar que éste es el hombre, que llega a cantar con la ira de un punk, aún dentro de un contexto de rock progresivo. Y que se mantiene siempre en activo ya sea con nuevos álbumes de Van Der Graaf o girando en solitario.
Una una gran entrevista con un verdadero icono del rock and roll, Randy Bachman, alguien que ha estado siempre cerca de nosotros desde hace cuarenta años. Y es que Randy Bachman se convirtió en una estrella con The Guess Who para después, en el apogeo de la banda, abandonarla y formar un grupo de country rock. Cuando aquello no funcionó, pero tuvo una segunda oportunidad en el estrellato con Bachman Turner Overdrive.
KING'S X es el tipo de banda perfecta para This Is ROCK, por su música a lo largo de su fructífera carrera han pasado todas las ramas del rock, eso hace de ellos algo único. Steven Rosen se reunió con Jerry Gaskill para repasar parte de su historia y la vez conocer mejor a este excepcional batería.
Mandi Garcia ex vocalista de Astarot y The Mirage, empieza con 'El Método Contrario' su carrera en solitario. Decidido a arriesgar, ha optado por un álbum de rock que pretende huir de cualquier encasillamiento. Seis canciones que marcan el principio de algo nuevo y el final de muchas cosas. Un proceso que ha durado dos años donde ha vivido todo tipo de experiencias. En un sincero relato extraído de su diario, que se puede leer al completo en su página web, el propio cantante cuenta la historia de esta aventura de luces y sombras.
Nos citamos en un hotel de Valencia con los componentes de Mclan Carlos Tarque y Ricardo Ruipérez, los dos únicos miembros originales que se mantienen desde sus inicios para desgajar de alguna manera que hay detrás de estas arenas impregnadas de rock 'n' roll.
Ademas de todas estas, otras interesantes entrevistas y articulos, tambien las secciones habituales de cada mes The Essential:  Neil Young  Remember Legion High Tech Vox & Korg Backline Y&T, Jimi Jamison, Christians, Ten, Dokken, Rockstore, Guitarrista Leproso, Agenda. Novedades Led Zeppelin, Aerosmith, AC/DC, Riverside, The Mission, Amy Winehouse... On Stage Alice Cooper, Gojira y Gaslight Anthem.

jueves, 6 de diciembre de 2012

Sophisto Rock


A finales de los años 70 y principios de los 80 en el Reino Unido no se habian librado aun del contagio del AOR. Algunas de aquellas bandas  fundamentales representativas del genero de la epoca eran Supertramp o ELO,  bandas que por otra parte podrían pasar perfectamente por norteamericanas en actitudes. Otras, como Pink Floyd,  Genesis, Yes o el converso Chris de Burg, transpiran aún el toque de gentlemen que les delata como insulares de honroso pasado. Kate Bush y 10 c.c. practican una aproximación más estudiosa al rock, y en la vena cuasi solitaria de Mike Oldfield se destacan Alan Parsons y Vangelis,
dos músicos de laboratorio con bata blanca y licencia para componer in vitro.
Supertramp lo funda Rick Davies en 1969, después de un encuentro novelesco con un mecenas holandés. Junto a otro buscador de fortunas, Roger Hodgson, y dos músicos a sueldo, se edita en 1970 un primer y lujoso álbum, hijo directo del progresismo británico al uso. El segundo intento, Indelibly stamped (1971), con tres nuevos miembros arropando a Davies-Hodgson, desarrolla ritmos más convencionales, pero ni siquiera la llamativa portada despierta mucho interés. El millonario cierra el grifo, la banda se descompone y la compañía exige otro disco más comercial. Davies (voz, teclados) y Hodgson (voz, guitarra) contratan a un batería norteamericano (Bob C. Benberg) y a dos antiguos músicos de sesion del jazz-rock el británico, Dougie Thompson (bajo) y John A. Helliwell (saxo y voz). Lo que sigue es un cuento de hadas. Ken Scott -productor del Ziggy Stardust, de David Bowie- dirige la grabación del primer éxito mundial del grupo, Crime of the century (1974). Temas como Dreamer o School dibujan el esquema sonoro que en adelante recalcarían con perversa obstinación y mejores medios técnicos: pulcritud, voces en falsete, rítmica dulzona y pegajoso aire dramatizable.
Psycho-rock o Sophisto Rock lo llamaron ellos mismos. La apoteosis comercial llega con el sorpredente Crisis? What crisis? (1975), con el magistral Even in the quietest moments (1977) y dando el definitivo salto norteamericano en con el multimillonario Breakfast in America (1979), posteriormente llegarian el doble directo Paris (1980) y el artificial aunque aun muy valido Famous last words (1982), grabado mientras Davies y Hodgson -que jamás compusieron juntos, pero mantenían pacto de mutuo enriquecimiento- se tiran los trastos a la cabeza. Hodgson se va para trabajar en soledad, In the eye of the storm (1984), suma y sigue del sonido Supertramp. La banda sin embrago y sin reemplazar al fugado, edita en 1985 Brother, where you bound...y la vida seguia igual.
Cuando Roy Wood y Jeff Lynne forman la Electric Light Orchestra en 1970, recién enterrado The Move, proclaman que van a partir en el punto que lo dejó Iam the walrus, uno de los temas más turbadores de The Beatles. Con Bev Bevan (batería) y una sección de cuerda, su álbum No answer (1972) es algo insólito, hoy arqueológicamente
reseñable como respuesta reaccionaria al auge del jazz-rock.
Wood se va y Lynne se dedica al perfeccionamiento del monstruo. Compone en la onda melódica de Paul McCartney, lo sazona con violines, lo amplifica con un ritmo sólido y la ELO está a punto para crear el pop sinfónico en papillas multilacteadas. ELO 2 (1972), gracias a un Roll over Beethoven, profanado, es el trompetazo de salida. On the third day (1973), Eldorado (1974), Face the music (1975), A new world record (1976), Out of the blue (1977), Discovery (1979), Time (1981), Secret messages (1983) y Balance of power (1986) repiten similares esquemas grandilocuentes.
Lynne es un Tom SchoIz a la inglesa embriagado en sofistificacion, pero a diferencia del bostoniano, tiene graves problemas de éxito aunque no de ventas desde 1980 en USA, año en que consigue su único número uno en el Reino Unido, con el tema central de la película Xanadu, protagonizada y cantada por Olivia Newton-John.
El caso de 10 c.c. es bien distinto. Con reputado prestigio de compositores, tres chicos de Manchester se encierran en unos estudios para hacer, bajo el nombre de Hotlegs, un éxito pop en 1970, Neandertal man. Eric Stewart (voz, guitarra), Kevin Godley (batería), Lol Creme (voz, guitarra) más Graham Gouldman (bajo) y apoyados por el productor Jonathan King editan varios singles de pop juguetón y fresco llamándose 10 c.c. Sus cuatro primeros elepés, 10 c.c., Sheet music, The original soundtrack y How dare you (de 1973 a 1976), revelan un gusto exquisito, un amplio conocimiento del mejor pop británico y una bella artesanía en el tratamiento de voces y batería eléctrica. Esta finura se resquebraja cuando Godley y Creme forman dúo y 10 c.c. eligen melodías más blandas, aumentando a sexteto su formación. Discos notables, aunque muy cargados de baladas, son Deceptive bends, Live and let live, Bloody tourists, Look hear o Ten out of Ten (de 1977 a 1981).
Por su parte, la carrera de Godley-Creme no encuentra su diana hasta el tercer álbum, Freeze frame (1979). Tras apostar por fórmulas muy elaboradas y poco comerciales, van ensanchándose hasta traspasar las líneas fronterizas del disco-mix. En delante, se dedican esencialmente a realizar videoclips muy imaginativos.
Apadrinada por el pinkfloydiano Dave Gilmour, nadie se opone en EMI al fichaje de Kate Bush (1958), una chica de voz gélida y frágil, buena pianista. Dos años de preparación artística le lleva su debú, The kick incide (1978). Desde entonces, Kate publica cinco álbumes más: Lionheart, Never for ever, The dreaming, Houndos of love y el recopilatorio retocado The whole story(1986). Terminando por controlar, poco a poco, cada una de las facetas de su carrera (cantante, compositora, arreglista, coreógrafa y productora). Esta rara avis solitaria y venerada, alejada de las frivolidades, intimista y exótica, su música tiene el encanto agridulce de las fantasías muy personales.
En cambio, Alan Parsons practica química de alto refinamiento estereofónico.
Ingeniero de sonido de Al Stewart,  Beatles y Pink Floyd, entre otros, es luego productor de oficio hasta que se decide a lanzarse en su propia carrera como artista de sus propios montajes.
Se asocia con el escocés Eric Woolfson y nace The Alan Parsons Project. Alquimia de estudio al ciento por ciento, utilizando, eso sí, a lo más granado de los sesioneros británicos y adoptando para cada álbum una idea conceptual vendible. Tales of mistery and imagination, I robot, Pyramid, Eve, The turn of a friendly card, Eye in the sky, Ammonia Avenue, Vulture culture, Stereotomy y Gaudí, puntualmente sucedidos
desde 1976 a 1987. Álbumes entretenidos, familiares, consumistas y tan variados como las novelas de Collins y Lapierre.
Vangelis por su parte (1945) es un virtuoso multiinstrumentista griego de apellido imposible -Papathanassiou- y residencia francobritánica.
De 1968 a 1970, con Aphrodite's Child, graba ya un disco el dantesco y gigantesco, 666, adaptación del Apocalipsis según san Juan.
Compagina sus trabajos como solicitadísimo autor de bandas sonoras para televisión y cine (Chariots of fire, 1981 o algun tiempo despues Bladerunner), junto a álbumes solistas mezcla de sinfonismo, muzak y experimentación. Largos soliloquios le llevan a pulir y repulir obras perfeccionistas: Heaven and Hell (1975), Albedo 0.39 (1976), Spiral (1978), China (1979) o Mask (1985).
Con Jon Anderson, de Yes, ha coprotagonizado varios y memorables discos, Short stories (1979), The friends of Mr. Cairo (1981) o Private collection (1983), en los que Vangelis se ciñe al formato de cancion estandar.

sábado, 1 de diciembre de 2012

This is Rock nº 102

Este mes de diciembre el contenido de la revista es el siguiente:
Posiblemente sea Made in Japan, de Deep Purple el mejor álbum en directo. Parafraseando a la marca de cerveza nos tomamos la libertad de situar a 'Made In Japan' en el álbum en directo imprescindible del heavy rock. Mick Wall nos acerca a los secretos de una obra épica y magnificente, que colocó al combo británico en la cúspide del rock, aunque también abrió de par en par las luchas internas, y fue la puerta de entrada para muchos de nosotros en el mundo del hard & heavy.
'King Animal' es el primer álbum de estudio que el guitarrista Kim Thayil ha grabado con su banda Soundgarden en dieciséis años. Y para explicarnos este regreso discográfico se puso en contacto con This Is ROCK.
'Celebration Day' son dos horas con lo mejor de Led Zeppelin, interpretado en un evento único que atrajo a más de 20 millones de fans de todo el mundo y es, de hecho, el canto del cisne de Jimmy Page, Robert Plant y John Paul Jones, poniendo fin a todas las especulaciones sobre una posible gira de reunión. A continuación, Jimmy Page nos cuenta su versión de la historia – los días previos al O2, la noche del concierto, los intentos de empezar algo nuevo con otro cantante, así como sus actuales y futuros proyectos. También recuerda algunos momentos estelares de los 60, 70 y 80.
Joe Bonamassa es un bicho raro en el mejor sentido de la palabra. Ama el blues, y es uno de los jóvenes hachas de la escena americana del género que han puesto esta música de nuevo en el mapa. Pero su forma de aproximarse al mismo no te recordará a la de Kenny Wayne Shepherd o Johnny Lang. De hecho, cuando Joe toma una de sus Les Paul vintage, te recordará al cantarín vibrato de Paul Kossoff o a la fluida belleza de Jeff Beck.
Cuando llegó 1984 la época de esplendor había llegado a su fin para muchos de sus colegas del rock melódico. ¿Qué hacía Journey mientras tanto? Neil Daniels autor del libro "Don't Stop Believin': The Untold Story Of Journey" nos lo descubre.
Phil Anselmo y los guitarristas Pepper Keenan y Kirk Windstein querían hablar del nuevo disco de Down con This Is ROCK y, en un extraño giro de acontecimientos, nos las arreglamos para organizar un pary line con estos tres maníacos del metal.
'Sounds That Can't Be Made' de Marillion llegará a Barcelona el 26 y 27 de enero. Un fin de semana que se convertirá en especial para todos los seguidores de Marillion, y que todo apunta a que esos conciertos consecutivos con repertorios completamente diferentes, serán una oportunidad única para escuchar alguna sorpresa.
Quedó claro desde la ruptura pública con Queensrÿche que él sería un músico en solitario a partir de ahora. Geoff Tate nos intenta explicar qué ha pasado exactamente, y también nos habla de su segundo disco en solitario, titulado 'Kings & Thieves'.
La banda de Brendan Perry y Lisa Gerrard Dead Can Dance después de su separación en 1998, y descontando sus breves regresos para tocar en directo, parece que por fin vuelve a ser un ente vivo en los albores del siglo XXI.
Hablamos con el entrañable Ian McLagan, del mejor grupo que jamás tuvo Rod Stewart, aprovechando la publicación de 'Stay With Me: Faces Anthology'.
El grupo sueco Katatonia es frecuentemente identificado como la primera banda de death doom metal, pero esto es bastante inexacto. Ciertamente incorporaron numerosos elementos identificables con ese estilo, como oscuros riffs de guitarra y voces guturales, pero también eran heavies en la melodía y arreglos. Guitarras acústicas y riffs, que daban fuerza a las letras, ha sido su sello personal a lo largo de los nueve discos de su carrera, que culmina con 'Dead End Kings'.
Ademas las secciones habituales de cada mes:
The Essential: Jeff Beck. Remember: Manzano. High Tech: Eagletone. Backline: Accept, State Of Salazar, Rulo Y La Contrabanda, Ken Hensley, Harvest, The Reasoning, Panic Room, Rockstore, Guitarrista Leproso, Agenda. Novedades: Peter Gabriel, Soundgarden, Steven Wilson, Freddie Mercury, The Doors, Deep Purple, M Clan, Loquillo... On Stage: Ananthema, Manowar, Bon Jovi, Leonard Cohen.