Seguidores

jueves, 2 de abril de 2015

La Creatividad musical de mediados los años 60

Los sesenta fueron sin duda el germen de todas las venideras modas y estilos que poblarian las siguientes décadas hasta hoy en dia.
En los musical no iba a ser menos y durante esa decada ocurrirían hechos y surgirían nuevos estilos, debido sobre todo por las experimentación de cientos de grupos y artistas que buscaban nuevos horizontes aun desconocidos.
Fusión, experimentación y volumen: Estos tres datos serian claves para definir el espíritu que animó a que los músicos de ambos lados del Atlantico comenzaron en la segunda mitad de los 60 a "inventar" un nuevo concepto musical, a partir del cual en los 70 se crearían estilos con una personalidad musical y una identidad propia (Heavy Metal, Rock Sinfónico, Blues Rock, Country Rock, Folk Rock o Jazz Rock, entre otros.) pero cuya génesis está en la puesta en práctica de estas ideas.
Hacia 1966-67, toda una serie de factores favorecían este fenómeno de intercambio de influencias y de exploración de nuevos lenguajes musicales: en primer lugar, el LP, el álbum, el disco de larga duración pasaba a ser el formato básico para desarrollar una carrera y para valorar las posibilidades reales de un grupo, en lugar de los hit-singles de 2 ó 3 minutos para la radio. En ese contexto, por tanto, se abren enormemente las posibilidades de componer trabajos musicales más ambiciosos, que permitan un mayor grado de experimentación, que dejen más campo abierto a la imaginación y a la creatividad del artista. Con esta perspectiva, los Rolling Stones son pioneros con temas de casi 11 minutos de duración como su "Goin´Home" del álbum Aftermath de 1966, antes incluso de que los Beatles lo hicieran en Sgt.Peppers o en el White Album.
El cambio social y cultural que se vivió en esos años tuvo como consecuencia directa un cambio en la mentalidad y en los gustos musicales de esa generación, que al buscar en la música, o más concretamente en el rock un lenguaje de liberación, un mundo de sensaciones nuevas con el que identificarse, demandaban un tipo de rock más complejo, con más contenido, también más intenso, por tanto también más fuerte, algo que fue rápidamente captado por músicos como Jeff Beck, Eric Clapton, Jimmy Page (The Yardbirds) o Jimi Hendrix, en un momento en que el cambio de ciclo generacional favorecía que la industria del disco arriesgase y apoyase ese cambio. Todos estos factores explican como a partir de esos años, se vive una extraordinaria eclosión de creatividad en el rock, que encuentra su inspiración básica de un lado en la evolución hacia formas más elaboradas instrumentalmente y con un notable grado de progresión compositiva, (Moddy Blues, Genesis, Pink Floyd, Jethro Tull) y de otro, en el blues progresivo (Traffic, Cream, The Jimi Hendrix Experience, etc.). Incluso el jazz, o si se quiere el jazz rock, también participa de ese espíritu a través tanto del siempre vanguardista y experimental Miles Davis , quien por ejemplo en su sensacional álbum de 1968 Miles In The Sky incorpora nada menos que a George Benson como guitarrista, Ron Carter en el bajo, Herbie Hancock en los teclados y Tony Williams en la batería, mientras que en su histórico Bitches Brew de 1970 se decanta claramente por el rock, como de los Blood Sweat & Tears creados por Al Kooper, del primer Santana o ya en los 70, bandas como Weather Report, The Mahavishnu Orchestra o Return To Forever.
En el mundo del blues rock, o blues progresivo, es en Inglaterra donde surgen un importante grupo de músicos, la mayoría de ellos en contacto desde sus tiempos de estudiantes en las escuelas de arte, que van a conformar la base de ese movimiento innovador que va a cambiar la evolución del rock partiendo del blues.
Como precedentes, incluso como influencias más directas, es necesario mencionar en primera instancia el blues más clásico: Muddy Waters, el primer bluesman que tocó en directo en Inglaterra en 1959 con una banda eléctrica y fuertemente amplificada, además de conseguir un enorme éxito en ese momento, abre las mentes de muchísimos jóvenes y les despierta el interés por adentrarse en el blues y en todo lo que conlleva como lenguaje musical. Tras Muddy Waters, Bo Diddley, Sonny Boy Williamson, Elmore James o John Lee Hooker empiezan a ser conocidos en Inglaterra por los jóvenes músicos blancos, que aportan su propia visión de esta nueva música y fruto de esa fusión, dan carta de naturaleza propia al rock británico.
Sin lugar a dudas, los Rolling Stones son el grupo que consigue en este ámbito mayor popularidad, aunque en lo musical tan influyentes o más que ellos van a ser John Mayall & The Bluesbreakers, The Yardbirds o The Spencer Davis Group, sin olvidar desde Irlanda a los Them de Van Morrison, formaciones que se consolidan en torno a los años 1964-1966. De estas formaciones es de donde van a salir los músicos protagonistas de este nuevo movimiento.
Como precedente altamente interesante, existe una colección de cinco volúmenes editados por RCA ,titulada British Archive Series - Blues For Collectors grabada originalmente en 1966 que es una de las mejores joyas para los amantes del blues-rock que se han editado jamás. En especial, en los volúmenes 3 y 4 de esa colección, nos encontramos con joyas de blues progresivo como "Steelin" o "L.A. Breakdown", en las que Jimmy Page y Jeff Beck, antes de tocar juntos en los Yardbirds, y con el inestimable apoyo de un genio del piano y los teclados como Nicky Hopkins, recrean estas piezas con una inspiración, una energía y una sensibilidad tales, que son la primera piedra, el primer eslabón de una cadena que lleva inexorablemente al blues eléctrico y proto-Heavy Metal que Led Zeppelin originaron. Esa misma sensación se siente cuando se escucha en el volumen 3 el emocionante "Miles Road" en el que hacen juntos un dueto único Eric Clapton y Jimmy Page.
En 1966 se forma en Londres Cream con Eric Clapton como guitarrista, Jack Bruce en el bajo y Ginger Baker en la batería. Según explico Eric Clapton en su autobiografía, ninguno de los 3 al principio tenía una idea muy clara de lo que Cream iban a hacer. Fue la libertad creativa, el dejar fluir la imaginación, el espíritu innovador y explorador en el que los tres confluyeron en ese momento concreto lo que hizo de Cream una de las formaciones más revolucionarias de la historia del rock. Su base musical era el blues, y de hecho empezaron readaptando y trabajando sobre temas del más puro blues de Chicago, aunque ni Eric Clapton ni los demás miembros de Cream querían limitarse a ser un grupo de blues tradiconal. Jack Bruce y Ginger Baker conocían bien el jazz y en un primer momento, la idea de hacer temas de blues rock pero compuestos e instrumentados de forma muy abierta, a la manera de los grupos de jazz más vanguardista, fue la que estuvo presente en su trabajo. Podían estructurar una composición de manera que pudieran improvisar sobre el tema, introducir partes de otro, retomarlo, en definitiva, crear lo que poco tiempo más tarde se conoceria como rock progresivo.
Hablar o escribir acerca de lo que significó Jimi Hendrix para la evolución de la música en este periodo requeriría no solo un artículo completo dedicado en exclusiva a su figura, sino más de un libro. Virtuoso de la guitarra hasta unos extremos desconocidos en la música de aquellos años, dotado de una extraordinaria capacidad de exploración del sonido y siempre inquieto por investigar y experimentar, crea un nuevo concepto de rock absolutamente revolucionario tanto por la intensidad de sus actuaciones en directo como por el sentimiento, la dureza y la originalidad de canciones como "Purple Haze", "Manic Depression" o "Crosstown Traffic". Cultiva el blues progresivo de manera genial su "Voodoo Chile" del álbum Electric Ladyland y reinterpreta el blues de raíz más clásica de manera personalísima en los "If Six Was Nine" y "Little Wing" de su exitoso Axis: Bold As Love. Por encima del mito fabricado en torno a su figura, su música y su aportación a la evolución y la integración transversal del blues y del rock son fundamentales en la historia de la cultura popular contemporánea.

2 comentarios:

bernardo de andres herrero dijo...

Creo que hay un personaje fundamental en el desarrollo de la música moderna y este George martin, el productor, el hombre que supo dar a los Beatles los medios y conocimientos para realizar los más impensables desarrollos artisticos sinb él no habría nada de todo la evolución posterior de la música

Lifeson Rush dijo...

Efectivamente George Martin es una de las piezas esenciales en el mundo de la música pop de los años 60 y una de las principales influencias en el devenir de ese arte en las décadas posteriores.
Muchas gracias por tan estupendo aporte Benardo