Seguidores

martes, 21 de agosto de 2018

Vangelis-Dream in an Open Place (1995)

Los aficionados a la música de Vangelis suelen decir que Voices que es un trabajo "menor" dentro de su discográfica, y esto es debido, se me ocurre, a dos razones más o menos evidentes: la presencia de una pieza inicial tan poderosa que llega al paroxismo, que fue elegida -quizá con mal criterio- como primer single; y unas diferencias tan enormes en cuanto al tono y planteamiento de las distintas partes del disco que el conjunto, pese a contener momentos apabullante s, no fluye del todo bien como un todo unitario. Tampoco queda muy claro y del todo bien explorado el concepto aquel de la voz humana (o por lo menos para mi). En cualquier caso, sí que podemos calificar Voices como un disco a reivindicar y tan aconsejable como recomendable.

Hay un punto más a analizar en el que siempre insisto mucho cuando hablo de Vangelis, en especial del Vangelis más reciente. Hablamos de un músico que no tiene una especial motivación para publicar su obra pero que, sin embargo, compone y graba música constantemente. Teniendo esto en cuenta, y una vez que decide publicar un disco ¿qué enfoque escoge? ¿publica lo mejor de lo que ha grabado recientemente o compone una serie de piezas expresamente para el trabajo? Y si la respuesta es la segunda opción ¿qué criterio sigue? ¿busca el favor del público? ¿utiliza aquellos recursos que mejores réditos le han dado anteriormente?. En “Voices” tal vez hay algo de esto último.
Mi impresión acerca de “Voices” no fue demasiado buena en su momento (trabajaba en Moebius cuando fue publicado y la estuve escuchando semanas y hoy, dos décadas después, sigue siendo parecida....o no, también aquí cuenta mi estado de ánimo, a mas sensibilidad emocional mi criterio cambia al respecto.

“Dream in an Open Place”, es el último corte del album Es una tranquila melodía de corte ambiental que en algún momento quiere parecerse a los pasajes cósmicos de “Heaven and Hell” que acompañaron las imágenes de la serie “Cosmos” de Carl Sagan pero cualquier comparación con aquella obra maestra hace un flaco favor a esta maravillosa pieza.

(dedicado a Arabia)

No hay comentarios: