Seguidores

viernes, 27 de enero de 2012

Años 70: Van Der Graaf Generator

Este mitico grupo británico vivió una breve pero intensa historia que daría lo mejor de sí entre 1969 y 1972, precisamente la mejor época del rock progresivo.
Considerada una de las bandas de este genero más destacadas de la era de los 70 y liderada por el incomparable e intenso compositor, vocalista, pianista y guitarrista, Peter Hammill, la agrupación supo crear un sutil rock sinfónico, en donde son características fundamentales las inflexiones y giros vocales, las letras existencialistas y las complejas composiciones instrumentales. Además, Peter Hammill tiene una brillante carrera como solista, que hasta nuestros días lo mantiene en constante actividad, convirtiéndose en una de las figuras de culto esenciales de la vanguardia de todos los tiempos. 
Todo empezaría a mediados de 1967 en la ciudad de Manchester, cuando Chris Judge-Smith, se uniría a Peter Hammill y al teclista Nick Peame, para formar una banda  la cual bautizaron con el nombre de Van Der Graaf Generator en honor a un físico nuclear norteamericano. De este primer núcleo saldría la primera formación oficial del grupo que además de los mencionados comprendían también a Hugh Banton al órgano, Guy Randolph Evans a la batería y Keith Ian Ellis al bajo.
En 1968 publican su primer elepé, The Aerosol Grey Machine (1969), un excéntrico trabajo que en un principio  fue concebido como álbum solista de Peter Hammill, y que pasa totalmente desapercibido por la critica y él publico en general.
Seria justo después de este álbum cuando Tony Stratton Smith, un afamado periodista musical que acababa de crear el sello Charisma, se interesa por el grupo y les contrata y así al año siguiente, con el reemplazo de Ellis por Nic Potter y la incorporación del saxofonista David Jackson, editan su segundo álbum, The Least We Can Do Is Wave To Each Other,  (1969) un trabajo sobrecogedor y sorprendente, aquí el grupo ya muestra una faceta barroca con unos textos excelentes de Hammill que hablan desde lo místico hasta lo cotidiano, pasando por la religión, la astrología...etc.
El grupo mostraba tambien aquí su lado gótico y atmosférico, en el que recreaban su propia versión del Apocalípsis con referencias cruzadas al ocultismo y a la ciencia atómica nuclear, aparte de incluir el gran tema ‘Refugees’. 
La música en si era intensa y furiosa por momentos, en donde dan cabida al jazz, a la psicodelia y al rhythm blues, el órgano electrónico de Benton, el sonido punzante del saxo de Jackson, el frenético ritmo de Evans y la inigualable voz de Hammill crean un impacto sonoro impresionante y arrollador.
Temas como la opresiva Darkness, la melódica Refugees o la sutil Out fo my book conforman un álbum que quedara como una obra maestra del rock progresivo.
El álbum consigue una grandes criticas tanto de publico como de la prensa especializada y logra entrar él los charts británicos alcanzando muy buenas ventas. 
Un año después aparece otro de sus grandes discos,H To He Who Am The Only One, (1970), en donde continúan por la senda del anterior y donde confirman su sonido característico, en donde sobresale el sonido envolvente del órgano Hammond que involucra a la música en un estado mucho mas sepulcral y violenta, y en medio del tinglado electrónico aparece la guitarra de Robert Fripp, invitado de lujo en este álbum.
La siniestra Killer, la complejísima The Emperor in His War-Room o la melódica House with no Door, vuelven a poner al grupo entre la vanguardia del rock sinfonico de esa época.
Después de este ultimo álbum el bajista Nic Potter abandona el grupo y lejos de ser remplazado por un nuevo músico, el cometido de su instrumento fue sustituido por los pedales del órgano de Banton
Con la partida de Potter, la banda publica en 1971 un sofisticado álbum titulado Pawn Hearts, quizás la obra más ambiciosa del grupo, en la cual también contarían con la colaboración de Robert Fripp a las guitarras.
El grupo experimentaría aquí el modelo de Foxtrot de Genesis con una larguísima suite de 22 minutos titulada A Plague of lighthouse keepers, secundada por las baladas Lemmings y Man erg, dos ejercicios deslumbrantes de art-rock
Pero a partir de aquí la banda empieza a encontrar una serie de dificultades, entre ellas las del propio Hammill que desea un mayor protagonismo en solitario. 
Tanto es así que Hammill disuelve la agrupación y comienza su carrera como solista, editando una serie de reconocidos trabajos como Fool’s Mate,1971,  (nuevamente con la participación de Robert Fripp), Chameleon In The Shadow Of The Night (1973) y The Silent Corner And The Empty Stage, (1974) este ultimo junto a Randy California, entre otros. 
Pero mientras Hammill explotaba su imaginación lírica en sus trabajos en solitario el resto del grupo no se esta quieto y forman una banda a la que denominan Long Hello y con la cual publicarían un disco homónimo en 1974 bajo el sello Charisma sin ninguna repercusión comercial.
Un año después Hammill reforma la banda con la misma formación (Banton, Evans, Jackson), volviendo con el excelente disco Godbluff (1975). Un trabajo más terrenal, lejos de las grandilocuencias suites de antaño y las sepulcrales atmosferas del inicio.
Este nuevo trabajo seria un notable regreso, Hammill más en el frente que nunca, el saxo y el órgano tomando un rol protagónico e incluso en pequeños detalles como el de la recreación del potente riff de ‘Killer’ en el tema ‘Arrow’. 
Aun así el propio Hammill no renuncia a la idea de seguir una carrera en paralelo y publica los álbumes In Camera (1974) y Nadir´s big Chance (1975), un pletórico ejercicio sonoro electrónico en donde se inventa el personaje de Rikki Nadir, un personaje clave a la inspiración del movimiento punk que llegaría mas tarde.
Un año después llegarían los álbumes de Van Der Graaf; Still Life, con una temática muy similar al anterior y World Record en el cual Peter Hammill expande sus horizontes instrumentales dando más espacio a su guitarra eléctrica (A la que dedica una pieza completa llamada “Meurglys III”) y por vez primera a los sintetizadores. La experimentación resulta exitosa y permite al grupo no repetirse emulando los dos anteriores trabajos Godbluff y Still Life. Esto le da una personalidad propia a World Record. Además, este sería el último disco en el que participaría el saxofonista David Jacksony el organista Hugh Banton, por lo que el grupo acortaría su nombre simplmente a “Van Der Graaf” y cambiaría nuevamente de formato. 
En cualquier caso son trabajos en los que exhibían un sonido más apretado y poderoso, y poco después se integra el violinista Graham Smith. Con el sonido de los vientos reemplazado por el violín y sólo bajo el nombre de Van Der Graaf, editan el disco The Quiet Zone/The Pleasure Dome en 1977 y al año siguiente el trabajo doble en directo, Vital, que fue su despedida, no precisamente notable por su calidad de grabación para lo que Van Der Graaf había hecho en años anteriores. 
Ya empezada la nueva decada de los ochenta llegarian varios álbumes mas Rock Heavies (1980) y Now & Then aparecido en 1986.
La carrera de Peter Hammill en cambio seguía sin ningún problema publicando interesantes trabajos y convirtiéndose de paso en una figura de culto para los seguidores del rock progresivo.
Trabajos como Over (1977), The Future Now (1978), PH7 (1979), o Black Box (1980) eran caldo de cultivo para sus experimentaciones mas variadas, desde el rock convencional hasta casi un estilo minimalista, publicando en adelante numerosos trabajos todos ellos muy apreciados.
Volviendo al grupo, ya en los ‘90 se reuniron para algunas grabaciones en vivo, además de editarse variadas recopilaciones, entre las que destaca Maida Vale de 1994, un recopilatorio  de sus registros para la BBC entre el ‘71 y el ’76, donde todavía asombra la capacidad de la banda para tocar complejas piezas como ‘Darkness’ y ‘Man-Erg’. En 1993 aparece “I Prophesy Disaster”, otra compilación que incluía el bonus tracks de un impresionante tema llamado ‘W’, claro ejemplo de una época intensamente bizarra.
Ya en el año 2005 el grupo vuelve a reunir la formación original para publicar el álbum Present, y después de este el grupo ya conformado como trío, sin Jackson han publicado los trabajos Trisector (2008) y A Grounding in Numbers (2011)
En definitiva Van Der Graaf Generator fue una de las pocas puntas de lanza del art rock británico en alcanzar reconocimiento, más que status de culto, en Estados Unidos. La banda esculpió sólidos cimientos de un sonido gótico gracias al sonido, del organo Hammond, de iglesia que desprendía el teclado de Hugh Banton, una vibra virtuosa en la compleja batería de Guy Evans y la lírica flagelante e intensamente existencialista de Peter Hammil. De hecho las oscuras y quejumbrosas visiones de este último fueron reconocidas por un personaje del punk rock de fines de los ‘70, el mismísimo Johnny Rotten de los Sex Pistols

No hay comentarios: