Seguidores

jueves, 22 de abril de 2010

Grandes Bandas años 60: The Doors

Cuando The Doors lanzo su primer álbum en marzo de 1967 lleno de referencias explicitas al sexo y a las drogas, en una época en donde no resultaba fácil escandalizarse por culpa de la generación hippie, dejo en mero infantilismo la actitud liberal de otros grupos coetáneos convirtiéndose decadas despues en una verdadera reliquia de su propio pasado
Y así fue la llegada de Jim Morrison y sus compañeros al mundo del rock fue una convulsión total mezclando textos poéticos con claras alusiones al consumo de las dogas y al sexo libre.
Todo comenzó cuando James Douglas Morrison siendo estudiante de la Universidad de arte y cine de UCLA conoce a Ray Manzarek y este ultimo queda fascinado por la facilidad que tiene Morrison por escribir canciones y su rebeldía poética.
Morrison provenía de una familia de arraigo militar y de una estricta educación, algo que marco su personalidad refugiándose en la poesía, la literatura y la pintura.
Manzarek pianista de educación clásica pronto le ofrece unirse al grupo en el cual tocaba por entonces llamado Rick & The Ravens junto a varios de sus hermanos, los cuales practicaban temas propios y versiones de rhythm & blues.
Posteriormente también se les une el batería John Densmore y consiguen un contrato con la Columbia y entran en la World Pacific Studios en donde graban algunos temas, entre los que se encontraban Break on Through, Moonlight drive y Summer´s almost gone.
Pero la personalidad un tanto peculiar de Morrison termina por desquiciar a los hermanos de Ray que abandonan la banda, siendo sustituidos por el guitarrista Robbie Krieger quedando así constituido The Doors, nombre elegido por Morrison de un libro de Aldous Huxley The Doors Perception.
Durante una actuación del grupo en el mítico Whisky a Go-go es observado por el carismático líder de la banda Love, Arthur Lee quien les recomienda a la Elektra y tras una prueba son contratados.
The Doors (1967) supone el debut del grupo, un trabajo en donde exhibían un rock influido por el blues épico y la teatralidad de los textos y la voz de Morrison.
Producido por Paul Rothchild, el álbum contenía algunas canciones que formaban el repertorio de Rick & The Ravens como la polémica e incontestable Break on Through, todo un clásico, además de la provocativa Twentieth Century fox, la épica y melodramática The End o Light my fire un tema hipnótico con un martilleante sonido repetitivo de órgano que se convierte en su primer numero uno en singles al igual que el Lp.
Con este álbum también llegan las primeros escándalos, en el se habla de parricidio, incesto, dogas, sexo…que les vale que sean despedidos del Whisky a Go-go a causa de sus temas escabrosos y de paso se fundamenta el mito del cuarteto.
Y es que The Doors se caracterizaran por unas actuaciones que solían terminar en comisaría debido al salvaje carisma de Jim Morrison que es elevado al rango de sex- symbol por el publico femenino y a expresar en publico un teatro improvisado con poses e insinuaciones en la mayoría de los casos provocativas poco decorosas para la época.
Uno de los casos mas controvertidos ocurrió durante el aparición del grupo en el programa de televisión de Ed Sullivan, en el cual y en contra de lo que se le había exigido al grupo de cambiar la letra del tema Light my Fire, por su referencia a las drogas minutos antes de que comenzara el show, Morrison hizo caso omiso y ante la desesperación de los directivos de la cadena y del propio Sullivan, el cual veto al grupo en adelante.
Poco después y durante una actuación la policía interrumpió en pleno concierto y detuvieron a Morrison por lanzar acusaciones contra el propio departamento de policía de New Haven y por una actuación arrebatadoramente obscena.
Y así convertido de la noche a la mañana en grupo de culto por la cultura underground, se publica el segundo trabajo Strange Days (1967) que resulta un trabajo con sentimientos mas bizarro y menos espontáneo y que contenía material no publicado en el anterior The Doors, pero que es fundamentalmente su continuación estilística y compositiva.
Aquí el grupo vuelve a presenta épicos temas como When the music´s over, o rhythm & blues ligeros como Love me Two Times, o la cabaret erística y teatral Moonlight Drive, el primer tema que Morrión escribió para la banda, agregando su personaje poético, mucho mas ambicioso, al de cantante.
El álbum vuelve a conseguir el éxito colocándose en las primeras posiciones de las listas de éxitos y permaneciendo allí largo tiempo.
Pero poco a poco el grupo empieza a provocar una división entre sus seguidores a causa de las actitudes chabacanas de Morrison en directo, entre los jóvenes seguidores que ven el cielo por cada movimiento de Jim y los antiguos admiradores, aquellos del movimiento underground y la contracultura, e igualmente ocurre con algunas de las canciones a las que tachan de cómicas y comerciales.
Waiting for the Sun publicado en 1968 supone el alejamiento de la provocación sexual mayoritario para centrarse en un contenido mas político y pacifista, para desgracia de este colectivo que ve con malos ojos este cambio y se dan cuenta de que el rock es realmente una amenaza social de considerables dimensiones.
Además durante la grabación de este, como ya había ocurrido con los anteriores las disputas entre Morrison y el productor Paul Rothchild eran cada vez más frecuentes.
El álbum editado en el momento crucial de la guerra del Vietnam contiene varios temas antimilitares como The Unknown soldiers y Five to one que se convierten en temas polémicos que para rematar la faena se promociona con un video en donde Morrison simula un fusilamiento ante un pelotón de ejecución con los ojos vendados.
Pero curiosamente la quizás menos comprometida de todas las canciones del álbum Hello I love You suscita otra polémica por su semejanza con el tema All day and all of the night de The Kinks, quienes les acusan de plagio.
Todo esto no hace mas que acrecentar la popularidad del grupo que sin embargo pasa por momentos delicados en el seno interno debido a las discrepancias entre Manzarek, Krieger y Densmore con Morrison, centrado en el excesivo protagonismo del cantante, que poco a poco va desapareciendo detrás de ese ficticio personaje que el mismo se ha creado llamado King Lizard y que a base de alcohol, drogas y tranquilizantes comienza a manifestar unos efectos negativos en su personalidad ya de por si complicada.
Algo que Morrison siempre negaba, de hecho en alguna ocasión el animador del concierto en cuestión les presentaba como Jim Morrison and The Doors y el propio cantante se negaba a salir al escenario hasta que no fuera presentado de nuevo como The Doors.
En marzo de 1969 seis ordenes de arresto caen sobre la cabeza de un turbulento Morrison culpable de haber liado un monumental escándalo en Miami al simular ante mas de diez mil espectadores una masturbación y otras lindeces sexuales.
Esto trae unas consecuencias negativas a la banda la cual es evitada por los promotores de conciertos como si tuvieran una enfermedad contagiosa temerosos de las hazañas de Morrison.
Pero aun así y todo el grupo publica The Soft Parade (1969) un trabajo menos intenso y mas convencional con elementos mas pop y jazzisticos que fue pasto de las criticas y el desprecio de los fans.
Pocos meses después el grupo publica Morrison Hotel ( 1970) que en parte se rehacen del traspiés que supuso The Soft Parade, con una vuelta a los orígenes, un Morrison desbocado y alcohólico interpreta la memorable Roadhouse Blues o la bella Queen of the Highway.
Ese mismo año la Elektra publica el doble álbum Absolutely Live, documento imprescindible y soberbio de la energía de The Doors en vivo y que contenía parte de lo mejor de su carrera.
L.A.Woman publicado en 1971 es el primero que no esta producido por Rothchild que se niega seguir con las extravagancias y el despotismo de Morrison y que veía un material de poco bagaje comercial.
El álbum es auto producido por el propio grupo que en tomas directas grabo el disco con un Morrison sobrio y conformando un trabajo mas rudimentario y tosco en una especie de jam session que dejo temas claves como Love her Madly, la extraordinaria L.A.Woman o la cautivante Riders on the Storm.
Cuando el álbum se publica Jim Morrison había dejado temporalmente la banda para centrarse en su carrera como poeta y se había refugiado en Paris.
El resto de la banda suponiendo un breve capricho del cantante, decidieron quedarse en los Angeles esperando que pronto se aburriese y volviera para comenzar una posterior gira.
Pero Morrison ni siquiera tuvo tiempo de aburrirse, el cantante era encontrado muerto el tres de julio, victima de un ataque al corazón.
Sin embargo hasta hoy en dia los detalles de la muerte de Jim Morrison son uno de los misterios mas secretamente guardados.
Un medico anónimo y su mujer Pamela (fallecida varios años después de una sobredosis) fueron los únicos que vieron el acta de defunción, naciendo así una leyenda que encajaba perfectamente con el mito de King Lizard, según el cual el propio Morrison simulo su propia muerte para desaparecer de la vida publica.
Ni que decir que su muerte causa una gran conmoción en el mundo del rock y fuera de el, a un mismo nivel que las de Jimi Hendrix y Janis Joplin ambas acontecidas un año antes.
Los restantes The Doors poco después deciden seguir y en un principio eligen a Iggy Pop como sustituto de Morrison, pero pronto desechan la idea y continúan como trío y graban los mediocres Other Voices (1971) y Full Circle (1972), hasta que a finales de 1973 se produce la inevitable disolución del grupo.
Densmore y Krieger fundan 1974 The Butts band que publican varios álbumes de escasa repercusión The Butts Band (1974) y Hear and Now (1975) y ambos firman el álbum de Krieger, Robbie Krieger and Friends (1977) un ejercicio de jazz- rock que igualmente paso sin pena ni gloria.
Manzarek por su parte publica algunos trabajos de menor entidad como The Golden Scarab (1975) o Nite City (1977) antes de producir al grupo punk The X a finales de los 70.
En 1978 se publico An American Prayer uno de los trabajos de necrofilia musical más flagrantes jamás acontecidos. Aprovechando grabaciones caseras de Jim Morrison quien gustaba grabarse recitando sus poesías para oírlas después y ver como quedaban y aprovechando que tanto la Elektra Records que poseía algún material de ese tipo y grabaciones recogidas en París, en un estudio de grabación fueron rescatadas y les pusieron música grabadas por el grupo reunido para tal ocasión.
En 1979 Francis Ford Coppola quien había estudiado junto a Morrison en los Angeles, incluye The End en la banda sonora Apocalypse Now y en 1991 fue Oliver Stone quien dirigió la película The Doors.
Años después Manzarek y Krieger reflotan el grupo denominándolo The Doors of the 21st Century, asignando el rol de vocalista a Ian Astbury de The Cult, aventura que tendrá una breve historia cuando Densmore les demanda por utilizar el nombre The Doors.
Posteriormente el cambian la denominación del proyecto por Riders on the Storm.
En los últimos años se han publicado innumerables recopilatorios y directos de la banda con abúndante material inédito de los que sobresalen Live At The Aquarius Theatre, Hollywood,1969 (2002), Live in New York, Felt Forum, 1970 (1997), Live in Boston, Boston Arena 1970 (2007) o Perception Box Set (2006) entre otros muchos.
Por ultimo la banda ha vendido cerca de los ochenta millones de copias en todo el mundo y en 1993 la banda fue incluida en el Rock and Roll Hall of Fame y considerado uno de los mejores cien grandes artistas de todos los tiempos.

Web Oficial The Doors

5 comentarios:

TSI-NA-PAH dijo...

Gran post que te has marcado.Una banda que tiene un debut como The Doors, tiene el camino marcado por convertirse en mito y asi fue. Mi preferido sinduda son "Morrison Hotel" y "L.A Woman".
saludos

The Bomber dijo...

gran trabajo viejo...he llegado un poco tarde pero en fin...
pedazote de banda.

Saludazos y segui asi!

Miguel Angel Godoy dijo...

Gracias Tsi-Na-Pah y The Bomber, y coincido en que Morrison Hotel y L.A.Woman son las mejores obras del grupo, por cierto Tsi la primera vez que vi tu blog pense que tu seudonimo se referia a una banda norteamericana de folk llamados Tir-Na-Nog, que por cierto hacen una musica maravillosa.

Aldoux dijo...

Imperdonable de mi parte el dejar de comentar este clásico, un disco rompedor e innovador por donde se mire, el inicio de la leyenda del Rey Lagarto y ante todo un esfuerzo 100% grupal (a pesar que los focos se centraban sobre Jim). Además de las clásicas Break On Through, Light My Fire y The End mis favoritas personales son la estupenda Soul Kitchen (una oda de Jim al ambiente de las tabernas de New Orleans), la trágica belleza de The Crystal Ship y la lisérgica End Of The Night. Un disco para escucharlo y rescucharlo por siempre. Gracias Juan, Saludos...

Aldoux dijo...

Miguel Angel, Miguel Angel.... disculpa hermano pero es que tienes cara de Juan!.