Seguidores

miércoles, 18 de abril de 2012

Años 70: Ginger Baker´s Air Force


Una vez acabada la aventura de Blind Faith, a finales de 1969,  Ginger Baker quiso reunir una nueva banda a la que llamo Air Force, o lo que es lo mismo, lo que intento crear era una escuela de rock.
Todo surgiría tras un concierto en el que se reunieron algunos de los mas renombrados músicos de la época, como Steve Winwood, Denny Laine, Graham Bond, Chris Wood, Ric Grech o Harold McNair, además del propio Baker.
De esta simple reunión ocasional surgiría algo mas que esa colaboración en vivo, ya que todos ellos saldrían encantados con la experiencia vivida, gracias a la gran sonoridad y al feeling que conseguirán aquel día.
Fue entonces cuando Ginger Baker pensó en dar forma a una especia de escuela del rock y mantuvo las riendas esa fenomenal alineación, cuyo único patrón era que en ella podría a entrar a formar parte quien quisiera sin compromiso alguno.
Estaba claro que lo que en un principio quería idear Baker era a semejanza de lo que hasta ese momento ya llevaba en practica John Mayall, con la diferencia de que el propio Baker jamás podría ejercer el liderazgo que aquel mantenía en sus constantes proyectos, debido en parte al poco carisma que poseía y a su carácter agrio.
Poco después la banda realiza dos memorables conciertos, en el Town Hall de Birmingham y en el Royal Albert Hall de Londres, ambos a finales de 1969. 
Los resultados de ambos conciertos se derivan en unas excelentes críticas, las cuales precipitan que se publique en álbum. el show realizado en Londres. 
Este álbum en vivo titulado “Ginger Baker’s Air Force” fue publicado finalmente el 30 de marzo de 1970 para el mercado europeo y norteamericano. Debido a su duración fue confeccionado como un disco doble, el cual contenía ocho temas la mayoría de ellos de una duración que sobrepasaban los diez minutos
Este primer álbum supondría un trabajo extraordinario en donde las fusiones del jazz, el rhythm and blues, el folk, y los sonidos étnicos eran muy elocuentes.
El álbum pronto escalaría las posiciones en los charts británicos y norteamericanos y es que para una banda la cual solo había ofrecido dos actuaciones en vivo, colocar con su primer álbum los puestos 33 y 37 respectivamente era algo sin precedentes hasta esos momentos. 
Incluso la critica especializada, muy enemiga de las reuniones de los súper grupos, vieron con buenos ojos este insólito proyecto.
La impresionante formación de este primer álbum comprendía a Ginger Baker a la batería y percusiones, Denny Laine guitarrista y vocales, Ric Grech al bajo y violines, Steve Winwood al órgano, bajo y vocales, Graham Bond al órgano hammond y vientos,  Chris Wood a la flauta y vientos, Harold McNair a los vientos, Remi Kabaka y Phil Seamen a la percusiones, Bud Beadle vientos y a la vocalista Jeannette Jacobs.
Esta increíble formación lograba crear un clímax indescriptible debido en gran parte a la aportación de varias baterías y percusiones las cuales llegaban a transmitir un dialogo de enorme tensión y poderío.
Pero como era previsible y debido al ego y sobre todo al talento de sus integrantes, pronto empiezan a haber deserciones, por un lado el genio Steve Winwood abandona para reunificar a los míticos Traffic y con el se va Wood y Grech, por su parte Denny Laine es llamado por Paul McCartney para pasar a formar parte de su nueva banda Wings y más tarde y poco a poco seguirán el mismo camino el resto de la banda a excepción de  Bond y Beadle que continuaron junto a Baker.
Con nuevos refuerzos como el saxofonista Steve Gregory, el bajista Colin Gibson, el percusionista Neemoi Acquaye y las coristas Catherine James, Aliki Ashman y Diane Stewart el grupo parecía que empezaba una nueva etapa realizando una larguísima gira por los Estados Unidos, en un intento de emular las sensaciones de unos nuevos Blind Faith. 
Pero la enorme complejidad musical y el poco apoyo publicitario hicieron de ese tour un fracaso absoluto, con unas ventas de localidades muy escasas, precipitando que el proyecto colapsara justo en el momento en que el grupo ultimaba la grabación del segundo álbum,  Ginger Baker´s Air Force 2 (1970).
Esto aceleraría la total desaparición del grupo a finales de ese mismo año, no sin antes haber dejado impreso su pase por la faz musical mundial con pruebas magistrales de la calidad que atesoraba el grupo mientras duro.
Varios años después Baker formaría el grupo Baker Gurvitz Army, grabando tres meritorios álbumes mas enfocados hacia los terrenos del hard rock, por su parte el otro único superviviente original y gran protagonista de la banda Graham Bond en medio de una gran crisis financiera, sentimental y con las secuelas de su recuperación a la adicción a las drogas terminaría bajo las ruedas de un tren en la estación Finsbury Park de Londres el ocho de mayo de 1974

3 comentarios:

babelain dijo...

Este disco fue disco de cabecera en mi buhardilla de Malasaña allá por principios de los 70 y la continuación, también, con aquel magnífico "We Free Kings". Aparte de los famosos Baker, Winwood, Bond, Laine, Grech etc... nos dio la oportunidad de conocer al magnífico flautista Harold McNair.
No son discos muy reivindicados en blogs. Me alegro de verlos por aquí
Saludosssssss

TSI-NA-PAH dijo...

Un disco brutal!Y es que todo lo que toque Ginger es muy bueno.Un batería fuera de lo común ,con inquietudes musicales mas amplias que los demás baterías.
un saludo

Lifeson dijo...

Es cierto Babelain es uno de los grupos que no es muy frecuente verlos por la blogsfera y he de reconocer que apenas son conocidos mas alla del ambito de los buenos melomanos, gracias por tus siempre interesantes comentarios.

Efectivamente es un disco brutal como bien dices Tsi Na Pah, su reconocimento ha superado la frontera de ser simplemente el bateria de Cream para estar en el olimpo de los grandes baterias de la historia
Y Tsi Na Pah repito lo que he comentado en otras ocasiones, es un enorme placer contar con tus comentarios
Ambos sois unos insignes personajes de la blogsfera y leeros a diario es una bendicion caida del cielo.
Un abrazo a los dos!