Seguidores

lunes, 14 de marzo de 2011

Años 70: Johnny Winter

Johnny Winter es el clasico prototipo de guitar heroe, estrella del blues-rock pero, también, estilista original e incomparable en la línea de los grandes guitarristas de hard rock, con un sonido definitivamente negro.
Algunos detalles de su niñez le presentan con un cariz determinante y revelador. Nacido un 23 de febrero de 1944 en la localidad tejana de Beaumont, el pequeño albino viene al mundo en el seno de una familia
predispuesta hacia la música y en una zona, limítrofe con el norte de Luisiana, especialmente fecunda en la tradición afroamericana. Así, a los cinco años, Johnny aprende a tocar el clarinete; a los ocho se inicia en el banjo y el ukelele; dos años mas tarde empieza a tocar la guitarra e interviene en concursos y programas de televisión locales, hasta que, en 1958, organiza su primer grupo, Johnny and the Jammers.
A través de las emisoras de radio negras y de las actuaciones en los clubes de la zona, Winter asimila con precocidad los sonidos del blues y el rhythm and blues y, más significativamente, establece fructíferos contactos con intérpretes como Clarence Garlow y Lazy Lester.
Cuando su nombre saltó, súbita y espectacularmente, Johnny Winter llevaba 10 años actuando en locales modestos, y había grabado más de 15 singles (y un álbum, The progressive blues experiment, que no vería la luz hasta después del éxito).
Un artículo publicado en 1968 en la revista Rolling Stone lo descubre, y Winter se encuentra de la noche a la mañana, gracias de las habilidades mercantiles de su representante, convertido en superestrella del blues. Con su trío (Uncle John Turner, a la batería, y Tommy Shannon, al bajo), se embarca en constantes giras y actuaciones en grandes escenarios, y graba sus dos primeros álbumes para CBS, Johnny Winnter (1969) y Second Winter (1970). La popularidad llegaría en el ámbito del hard rock, con una nueva banda compuesta por antiguos miembros de los McCoys, interpretando piezas de Bob Dylan y los Rolling Stones junto a temas propios y composiciones del segundo guitarra, Rick Derringer publica los siguientes albumes Johnny Winter AndJohnny Winter And Live). El albino paga de inmediato el precio del éxito y sus excesos  desembocan en nueve meses de desintoxicación en un hospital de Nueva Orleans (1972).
Después en medio de su curacion a la adiccion a las drogas publica mediocres trabajos enfocados al rock que sin embargo le mantiene en una privilegiada posición dentro del circuito rock mundial, discos como Still alive and Well (1973), Saints & Sinners (1974), Thunderhead (1975) o el fabuloso directo Captured Live (1976)
El retorno al blues ocurre en 1977. La amistad con Muddy Waters (a quien produce cuatro elepés donde también interviene como guitarrista) no solamente proporciona memorables grabaciones (los tres primeros reciben premios Grammy), sino que también devuelve al tejano al terreno que le pertenece.
Esos trabajos eran Nothin´but the Blues (1977), White Hot and Blue (1978) y Raisin Cain (1980)
En 1984, Winter encuentra su lugar en un sello independiente de Chicago que trabajaba hasta entonces exclusivamente con artistas negros: Alligator. Sus nuevas grabaciones no desmerecen de anteriores trabajos y asi poco a poco va publicando buenos trabajos como Guitar Slinger (1984), Third Degree (1986), The Winter of 88 (1988) o Let me In (1991).
A mediado de 1992 publicaría el excelente Hey, Where your Brother y a finales de ese mismo año Scorchin´Blues.
Ya a finales de los noventa se editaba el directo Live in NYC´97, álbum que recogía una selección de temas interpretados en los últimos cinco años de gira.
No seria hasta el año 2004 cuando volvería a grabar un nuevo álbum titulado I´am a Bluesman que recibiria grandes elogios por la prensa y una gran aceptación por el público.
A finales del 2009 se publicarian dos estupendos recopilatorios titulados The Johnny Winter Anthology y The Woodstock Experience.
Estos ultimos años Winter aquejado de la enfermedad llamada Síndrome Túnel Carpiano se ha visto obligado a actuar sentado por problemas en su cadera, pero que no la ha impedido seguir tocando por medio mundo, dejando constancia de su gran talento y su enorme don con las seis cuerdas.

Web Johnny Winter

4 comentarios:

Lely Vehuel dijo...

Hola Miguel, aqui desde Argentina te sigo desde hace ya un tiempo,no te hacia comentarios antes porque mis blogs eran literarios, ahora los retire porque los estoy transcribiendo en un libro,pero como empece con un blog de musica, quiero compartir informacion contigo, me gustan mucho tus articulos,mi sitio se llama "Padres e Hijos del Rock"te mando un saludo y sera hasta pronto...

Benet García dijo...

Excelente resumen de la historia de este gran músico albino. De todas maneras, a mí me encanta su etapa rockera y no creo que discos como Still Alive and Well sean ni mucho menos mediocres.
De todos modos me falta mucho por escuchar de esta bestia de la guitarra y, repito, gran post.

Miguel Angel Godoy dijo...

Gracias Lely es una pena que blogs tan interesantes como los que tenias los cerraras en cualquier caso te deso lo mejor para tus nuevas propuestas y hare un enlace en mi blogs sobre ese de musica que comentas
Benet es cierto que discos como Still...son enormes pero yo me referia que no tuvieron tanta repercusion en el mundo del blues como lo que antes habia hecho Winter.
Un saludo

babelain dijo...

Hola Miguel Ángel. Muy completo el post de Jonny Winter. A mi me atrapó cuando salió un tema suyo en el famoso L.P. doble "Llena tu cabeza de rock" en el año 70. Allí salía "I Love Everybody" del Second. Luego compré el primero el del 69 y es el disco que mas me ha marcado de Johnny Winter. A pesar de que tiene un montón de discos potentes y maravillosos, como tu muy bien detallas.
Saludosssssss