Seguidores

sábado, 23 de julio de 2011

Años 70: Faust

Uno de las bandas más egocéntricas y subversivas del llamado krautrock alemán, serian Faust, que con una música en muchos de los casos demasiado cruda, muy agresiva, extremadamente experimental y rematadamente demente, constituyo una de las avanzadillas del movimiento alemán y posiblemente una de las más influyentes e importantes del género.

Además Faust eran curiosamente los más cultos de dicho movimiento, bastante politizados y por lo tanto los más cultivados, que estaban al tanto de las vanguardias artísticas: el absurdo, el dadá, la música concreta, el minimalismo, la anarquía, pero también las novedades del rock inglés y norteamericano.
El grupo mostró durante casi toda su carrera un hermetismo sobre sus identidades reales y en las portadas de sus álbumes solo se mencionaba sus nombres artísticos sin dar a conocer cuales eran los diferentes papeles de cada miembro dentro del grupo.
Estos miembros eran Werner Diermaier Hans Joachim Irmler, Arnulf Meifert, Jean-Hervé Péron, Rudolf Sosna y Gunther Wüsthoff.
A principios de 1971 el grupo tuvo su clamoroso debut con el álbum lapidariamente titulado Faust.
En este primer álbum en donde solo habían tres temas, el nivel es sobresaliente por la gran creatividad ofrecida, con mucha experimentación y muchas variedades, un trabajo único, lleno de sonidos yuxtapuestos, pausas muy inesperadas, tanto vocal como instrumentalmente, y con dosis de space rock, con sonidos de sintetizador que le da un cierto sonido ambiental. Al igual que bandas como Amon Düül II, Faust también sabe perfectamente como plasmar lo acústico y lo electrónico al mismo tiempo, dando entrada a inteligentes sonoridades dinámicas pero con fuertes bases rítmicas.
Desde este primer álbum el grupo demostraba ser provocativo por devoción, infringiendo las reglas de cualquier estructura melódica y escogiendo el alucinante camino de un rock basado en ritmos eléctricos irregulares y convulsivos, aprovechándose de la electrónica con el objeto de una pura destrucción sonora.
Ya en 1972 llegaría So far, su segundo álbum que no contaba con la participación de Meifert.
En este segundo álbum encontramos al grupo sumergido en una onda sonora muy cercana a los Pink Floyd de esa época (Atom Heart Mother) o a los Velvet Underground con un sentido mas minimalista en algunas fases del disco, pero a la vez igual de hostil y oscuro como el primero.
Con el tiempo este álbum se convertiría en una de las piezas de culto por excelencia, además de ser considerada una de las obras maestras del genero krautrock.
Poco después el grupo grabaría un álbum extraño, casi con un estilo Trance, junto al violonchelista norteamericano Tony Conrad titulado Outside the dream syndicate.
Posteriormente el grupo lograría un ventajoso contrato con Virgin con quien publicaría el extravagante The Faust Tapes (1973) y el convencional Faust IV (1974).
Después de este último trabajo el grupo cesa oficialmente, aunque han seguido manteniendo cierta actividad que se ha visto sumergida en un continuo misterio
Con esporádicas apariciones en giras y conciertos dispares el grupo realizo una gira por USA a mediados de los noventa y posteriormente por el Reino Unido, y desde entonces siguen girando ocasionalmente.
En todos estos últimos años se ha publicado diverso material del grupo, tanto composiciones que fueron desechadas para sus álbumes originales así como nuevo material.
Con el paso de todos estos años Faust se convirtió en un verdadero grupo de culto tanto por parte del publico como de los músicos vanguardistas, que ven al grupo como el sinónimo europeo de Frank Zappa.
A mediados de los 80 la compañía discográfica Recommended publicaba la interesante antología Return of a legend/Munich & Elsewhere, en donde se recuperaba temas nunca antes publicados.




The Faust Pages



No hay comentarios: