Seguidores

sábado, 9 de julio de 2011

Años 70: Stealer´s Wheel

Una de las bandas de culto por excelencia, que con solo tres álbumes se merecieron el respeto y la admiración del público a principios de la década de los años 70 fueron Stealer´s Wheel.

Herederos de la esencia Beatle y las estructuras musicales de Crosby, Stills and Nash, con un preciosista pop y con unas melodías precisas y unas estupendas armonías vocales.
Sin embargo la historia de Stealer´s Wheels es a la misma vez parte de la historia de su líder (o uno de sus lideres) Gerry Rafferty, que mucho antes de que fundara el grupo junto a otro de los grandes y mas decisivos compositores británicos como fue Joe Egan, ya había tenido cierto éxito en la banda The Humblebums con la que compartió protagonismo con los músicos Tam Harvey y el posterior actor Billy Connolly.
Con esta germinal banda grabaría los álbumes Humblebums (1969) y Open up the door (1970) dos trabajos enfocados hacia el folk con suaves melodías y cierta sonoridad orquestada los cuales apenas tuvieron repercusión alguna.
Una vez disuelto el grupo Rafferty decidió continuar su propia carrera en solitario y aprovechando el sello con quien había grabado con su anterior grupo decide publicar su primer álbum Can I Have my Money Back (1971) disco en donde mostraba las influencias de The Beatles y su amor por el folk de su Escocia natal, el cual contenía meritorios temas como New Street Blues, Mary Skeffington o la canción que daba titulo al álbum.
En las sesiones de grabación de este primer álbum de Rafferty ya participaría su amigo de la infancia Joe Egan poniendo las voces en casi todos los temas, sin embargo ambos ya habían firmado un single de escasa repercusión en 1966.
Finalmente el álbum recibe buenas críticas por parte de la prensa, pero apenas logra el beneplácito del gran publico y se diluye sin apenas hacer ruido. Pero tal fracaso resultaría la antesala de lo que estaba por venir ya que Rafferty y Egan ven un vínculo muy fuerte el cual quieren explotar y deciden fundar juntos una banda a la que bautizan como Stealer´s Wheels.
Durante algunos meses el dúo se recluye para componer y ensayar junto a otros músicos los cuales terminarían formando parte del grupo como el guitarrista Paul Pilnick, el bajista Tony Williams y el batería Rod Coombes.
Después de firmar por la incipiente compañía A&M records, creada poco antes por Herb Alpert, entran en el estudio y son producidos por los famosos productores norteamericanos Leiber & Stoller.
El resultado es el disco Stealer´s Wheel (1973) un excelente trabajo de folk rock con tintes psicodélicos y con un claro acento beatle.
Temas como la Beatle Stuck in the middle with you, la hermosa Late Again o el art rock de You Put something Better Inside, conforman un trabajo que es considerado por muchos como una pequeña obra maestra del genero.
Esta formidable colección de grandes temas, aupa al álbum a entrar en las listas, (nº50), e igualmente el tema Stuck in the middle with you, que resulta ser un bombazo a ambos lados del Atlántico, y se encarama en las primeras posiciones de los Charts.
Pero poco después de la publicación del álbum, Refferty decide abandonar la banda sin argumentar claramente su decisión y no participa en la gira posterior la cual hace en su lugar Luther Grosvenor que provenía de los Spooky Tooth, igualmente el bajista Delisle Harper haría lo mismo con Williams.
Sin embargo casi a finales de 1973 Refferty retorna al grupo y junto a Egan reforman la formación con nuevos miembros, reclutando a los músicos Chris Mercer saxo, Andrew Steele batería, Bernie Holland guitarra y al harmonicista Chris Neill.
Con esta nueva formación el grupo volvería a entrar en los estudios para grabar su segundo álbum Ferguslie Park (1973), otro excelente trabajo que contenía entre otras grandes canciones la conocida Everything will turn out fine.
En Right or Wrong (1975) su siguiente album, el grupo ya se había reducido a el dúo Refferty-Egan y aunque resulta un trabajo con una alta calidad compositiva, temas clásicos de folk and pop y atemporales, comercialmente su aportación resultaría completamente nula.
Poco después Raffery y Egan comienzan a estar en desacuerdo en el rumbo a seguir, que junto a la falta de éxito empeora su relación y deciden dar por terminada la historia del grupo y reanudar uno y comenzar el otro sus propias carreras en solitario.
Rafferty por su parte se vería obligado a un retiro forzoso ya que por problemas contractuales con su antigua compañía no puede grabar durante ese periodo, hasta que en 1977 logra un contrato con United Artists y publica su segundo álbum City to City.
Este disco significaría su best seller, un trabajo lleno de folk rock con reminiscencias Dylanianas y ecos Beatles, y que contenía el hit Baker Street que marcaría la carrera posterior de Rafferty. Con un inconfundible sólo de saxo (compuesto por él mismo e interpretado por Raphael Ravenscroft), una canción que inspirada en una calle londinense, se convirtió en una marca registrada en la carrera del autor, además, en el disco se encontraban otros memorables momentos como la fantástica Right Down the Line o las meritorias Island o Stealin Time.
El disco consigue varios momentos históricos, por un lado llegar hasta el numero uno en las listas norteamericanas, colocar al unísono el tema Baker Street en los primeros puestos en medio mundo y ser el álbum en desbancar la banda sonora Saturday Night fever después de muchos meses de estar en lo mas alto de los charts.
Joe Egan por su parte publicaría los álbumes Out of Nowhere (1979) y Map (1981) ambos injustamente infravalorados por la crítica antes de perderse en el olvido más absoluto.
Un año después de City to City, Rafferty volvería a repetir éxito con un nuevo álbum Night Owl (1979) en donde volvía a repetir la formula del anterior disco con una amalgama colección de piezas de soft rock de las que sobresalían las estupendas Get it right next time o Days Gone Down.
Con Snakes and Ladders (1980) completaría una trilogía de álbumes todos ellos de una grandísima calidad y muy afortunados comercialmente, pero que igualmente suponen el principio del fin de Gerry Refferty, que seguiría publicando trabajos asiduamente Sleepwalking (1982), North and South (1988), On a Wing and a Prayer (1992), Over my Head (1994) o Another World (2000) que serán ignorados en parte debidos a su negativa a realizar giras y conciertos de presentación de los álbumes mencionados, así como por su constantes desordenes personales causados por su excesivo consumo de alcohol que paulatinamente minarían su salud.
En 1988 Mark Knopfler le invitaría a colaborar en su álbum Local Hero, además de colaborar asiduamente con Richard Thompson y los Fairport Convention en algunos de sus trabajos como productor.
Llegado el nuevo siglo Rafferty se volvería a reunir con su viejo amigo Joe Egan para regrabar viejos éxitos, volvería a colaborar con el ex lider de Dire Straits, publicaba canciones las cuales promocionaba en su web o produciría el debut del grupo The Proclaimers.
Sumergido cada vez más en el mundo del alcohol y después de pasar varias veces ingresado en los hospitales Rafferty fallecería el 4 de enero del 2011 cuando se encontraba trabajando en una nueva colección de canciones que dejo por terminar y que pronto aparecerán de manera póstuma.

1 comentario:

Anónimo dijo...

exelent banda, vale la pena escucharlos