Seguidores

jueves, 24 de junio de 2010

Años 60: Quintessence

Este grupo inglés de influencia religioso oriental con fusiónes de jazz y rock dentro de una ambigua estructura sónica más colorista que importante, se convirtieron en uno de los grupos más exóticos de los surgidos en los años 60.
Quintessence surgieron del centro artístico de Oxford Gardens, y formaban la banda: Raja Ram, a la flauta, voz y piano; Shiva Shankar, a la voz y teclado; Shambhu Babaji; al bajo; Jake Milton, a la batería; y Maha Dev y Allan Mostert, a las guitarras.
Todos ellos se unieron a raíz de unos curiosos incidentes ocasionados en el barrio artístico de Oxfords Gardens, donde poetas, músicos, pintores e incluso la parroquia del lugar habían colaborado para su expansión.
La parroquia tenia una parte fundamental en todo lo relacionado con ello ya que la base de la música de Quintessence era la religión y en ella su problemática universal, y no es que se dirigían a un solo dios o a una sola forma divina, sino a todas las existentes y ello era lo que confería a su música ese policromo entorno que les distinguió.
Todo eso se conseguia con una compleja mezcla de rock, jazz, gospel, blues, estilos cuales les aplicaban estructuras sonoras tan dispares como las raíces de la música oriental, tibetanas, judaicas, etc.
Todos sus álbumes eran partiendo de esta base, un descomunal templo sinfónico en donde casi todo cabía. Es decir podríamos decir que este era un estilo verdaderamente progresivo.
Con producción de John Abraham, que había colaborado con Ravi Shankar y Yehudi Menuhin y que era experto en materias orientales, el sexteto debuta con In blissful company (69), a las pocas semanas de constituirse el grupo.
Este trabajo maravillo a los críticos del jazz, blues, musicas del mundo, del pop, etc.
A este primer álbum le siguieron Quintessence (70) y Dive Deep (70) que formaban la parte más genuina de su obra.
En 1972, empiezan a haber las primeras deserciones y así Shiva deja el grupo para formar otro de estructura similar, y Maha Dev también se va.
Con Self (72) y Indweller (73), Quintessence pierde los valores originales y desaparece, dejando tras de si una breve pero intensísima historia que indudablemente no destacarian por ser un grupo de impacto, ni de listas, ni siquiera de hits, pero que lograron su propósito de crear algo distinto, con muchísima personalidad y originalidad.

Web Quintessence

1 comentario:

Sebastian dijo...

Me gusto el blog y agregue tu link en el mio.