Seguidores

sábado, 5 de junio de 2010

This Is Rock de Junio (nº 72)

Este mes tenemos entre otras muchismas entrevistas y articulos los siguientes contenidos:
Los guitarristas de blues rock son un ejemplo de músicos de técnica sobresaliente, actitud ejemplar y popularidad difusa. Y quizás algunos de los más fieros exponentes del género sean de lo más grande dentro de él. Entre ellos tenemos a Rory Gallagher, Paul Kossoff, Roy Buchanan y Stevie Ray Vaughan. No puedo pronunciar los cuatro nombres sin sudar. Estos tíos representan mejor que nadie la llamada de la naturaleza, el concepto original de la música como transmisora de emociones.
Rory Gallagher era un héroe a regañadientes, el irlandés tranquilo que ha sido reconocido durante mucho tiempo como uno de los mejores proveedores de blues eléctrico que hayan cogido nunca un instrumento. Esta conversación tuvo lugar en 1974. Rory estaba en América, de gira, y nada le gustaba más que hablar de su música.
En cambio a lo largo de su carrera, Paul Kossoff se vio obstaculizado por su mala salud y su adicción a las drogas y pasó mucho tiempo ingresado en hospitales. En agosto de 1975 sufrió un fuerte ataque al corazón. Una recaída le causó la muerte el 19 de marzo de 1976, mientras dormía durante un vuelo desde Los Angeles a Nueva York. Esta entrevista se llevó a cabo unos meses antes de morir y supone un recorrido por su forma de tocar, las bandas de las que formó parte y su relación con la escena rock inglesa.
Todo el mundo, desde músicos como Jeff Beck y Eric Clapton a bandas como los Rolling Stones le aclaman a Roy Buchanan como uno de los grandes, y sin embargo, cuando este pionero de la Telecaster, nacido en Arkansas y trasladado a California con dos años, se suicidó en la cárcel apenas era conocido fuera del círculo de sus acérrimos seguidores.
Stevie Ray Vaughan encendió un cigarrillo, trató de relajar su respiración y empezamos a hablar. Esto ocurría el 29 de octubre de 1985, solo cinco años antes de su muerte, acaecida el 27 de agosto de 1990.
Son muchos los elogios que pueden venirnos a la mente cuando pensamos en un guitarrista como Steve Howe, pero si tuviésemos que elegir palabras que se acercaran a una definición corta y acertada de su figura como guitarrista, algunas de ellas serían: originalidad, personalidad y virtuosismo.
Músicos como Steve Hackett deben hacernos sentir orgullosos de amar el rock en particular, y la música en general. Su guitarra ha dejado impronta en álbumes que han servido para ayudar a cimentar y engrandecer el rock progresivo. Sólo por su trabajo en Genesis, puede considerarse a la altura de otros grandes del género como Howe o Robert Fripp.
Cuando se habla de los mejores bajistas de finales de los 60 surgen nombres como Jack Bruce, John Paul Jones, John Entwistle o Paul McCartney. Puede que el que fuera bajista de Free, Andy Fraser, no esté en esa lista, pero debería. Fraser tomó elementos de Bruce y McCartney y creó un estilo rítmico, sincopado y al mismo tiempo melódico.
En las secciones habituales de la revista:
The Essential: Pink Floyd, Record: Caravan,  Nuestro Rock Banzai,  Backline : El Guitarrista Leproso, High Voltage Festival, The Bones, Khy, Todd Rundgren, Virginia Wolf, Deadline, Kings Of Nuthin', Magnum, Zach Williams, Libro, Hifi, Rockstore,
Novedades UFO, Journey, Jimi Hendrix, Foghat, Meat Loaf, Iggy Pop and The Stooges, Molly Hatchet, Kissin' Dynamite, China, Angelus Apatrida, Legen Beltza...
On Stage: Kiss, Finisterrae Festival, Treat, Robert Fripp.

This Is Rock