Seguidores

viernes, 21 de mayo de 2010

Los Inicios del Hard Rock

Despues de habernos recuperado en parte de la perdida de Ronnie James Dio, debemos levantar cabeza y continuar y es que no hay otra, la vida sigue y que mejor manera que rendirle tributo con los inicios del hard rock el germinal estilo que posteriormente el haria grande con el heavy metal.
Podriamos decir que el hard-rock señaló, el final de los creativos años 60 confirmando asi una forma de afirmar una instancia militante menos "confrontacional". Musicalmente, el hard-rock era el punto final de una evolución del blues, hasta ahora se había visto a los músicos blancos de clase media reinventar la música de los músicos negros esclavizados como un entretenimiento para la juventud occidental. El hard- rock seguía basado en el blues, como el rock'n'roll lo había sido, pero era un tipo de música más rápida, más ruidosa y más fuerte, que enterraba el sufrimiento de la gente negra bajo miles de decibelios.

Entre los germinales grupos que “inventaron” el hard-rock estaban Cream, Blue Cheer y Guess Who, por citar a los mas fundamentales y que ya habían enfatizado la amplificación y centraban la canción alrededor del riff de guitarra y quienes eran ciertamente la mayor influencia de las bandas británicas que "inventaron" el hard-rock.
Sin embargo, Led Zeppelin, formado por el ex guitarrista de los Yardbirds Jimmy Page y el protegido de Alexis Korner, Robert Plant, fueron, antes que nada, hijos del blues. Sin embargo, las sesiones de Led Zeppelin I (1969) introducían un acercamiento histérico la música negra que aún los negros no habían soñado culminando en la cima epiléptica de Communication Breakdown. El sonido de Led Zeppelin en una extensión del blues eléctrico que se basaba en tres factores: un ritmo más rápido, casi frenético; un aullido fuerte y abrasador que casi parodiaba a los "gritones" negros y que tenía sobre-tonos sicóticos; y una guitarra poderosa tocando con gran imaginación con sobre-tonos místicos. El melodrama de canciones tales como Whole Lotta Love (1969) era roto continuamente por los riffs de la guitarra y vocales delirantes. Cream había tocado blues-rock como música cerebral: Led Zeppelin tocaba el blues-rock como una sublime música corporal. Desde Immigrant Song (1970) a In The Evening (1979), Led Zeppelin fueron principalmente una idea del rock'n'roll para una nueva clase de audiencia. Los elementos secundarios que se habían escapado en los primeros álbumes, emergieron vigorosamente en Led Zeppelin IV (1971): When The Levee Breaks fue su canción más original (casi psicodélica) inspirada por la tradición folk, y Stairway To Heaven fue la combinación de su alter ego "suave" y espiritual, convirtiéndola en genial y majestuosa.
A Cada nuevo album le sucedía un asombro general, parecía que dominaban todos los estilos o por lo menos que no se encasillaban en uno solo, bajo la base del blues y el hard rock poderoso experimentan con el folk Led Zeppelin III (1970), experimentos sonoros con acercamientos a la música étnica y al rock progresivo Physical Graffiti (1975) o tremendos zarpazos de blues-rock Led Zeppelin (1969) o Led Zeppelin II (1969).
El éxito de Led Zeppelin tuvo un impacto poderoso y abrumador en la industria discográfica: definió el álbum de larga duración como el medio del rock. Ellos nunca tuvieron un "éxito" mayor en las listas como singles, pero gobernaban en los álbumes, en las ondas de radio y los estadios. La industria se dio cuenta y siguió su pista y empezó a promocionar álbumes más que canciones.
Definitivamente Led Zeppelin habían revolucionado el mundo del rock literal y totalmente.
Otra fuente de vibraciones pesadas era Detroit. Detroit tenía los cuarteles de los elementos más extremos de la contracultura (por ejemplo, los White Panthers), pero, más en concreto, era la ciudad más industrial de los Estados Unidos. Así como los cantantes de folk habían sido la voz natural de los intelectuales de Greenwich Village, y la música surf había sido la voz natural de la diversión en California, el Mersey-beat había sido la voz central de "swinging London" y el acid-rock había sido la voz natural de los hippies de San Francisco, un tipo de rock'n'roll feroz y ruidoso se convirtió en la voz natural de los obreros de Detroit y de sus hijos. Había algunos precedentes para el muro de gritos y riffs de Detroit (Blue Cheer en California era el más notable). El grupo casi humilde Frost le dio a la ciudad su manifiesto definitivo en Rock And Roll Music (1969).
A partir de aquí llegaron los MC5, dirigidos por el líder de los White Panther, John Sinclair, y por el guitarrista Wayne Kramer, ellos representaban a la escena revolucionaria de los disturbios estudiantiles y usaban el rock and roll como un instrumento de protesta poderoso. Su sonido abarcaba la furia y el sarcasmo de los extremistas, sus letras desafiaban todos los estándar morales. Sus shows en vivo eran orgasmos salvajes y colectivos en los cuales la banda soltaba un una furia monstruosa y caótica en la audiencia. Kick Out The Jams (1969) permanece como uno de los álbumes más orgiásticos, aterradores y viscerales se hayan lanzado jamás, bacanal grotesco de habilidades musicales atroces y primitivas, un asalto formidable en la realidad, el equivalente en el rock'n'roll de una explosión nuclear, sonaba como si el free-jazz y el acid-rock hubieran sido azotados salvajemente dentro de un acelerador de partículas. El hecho de que el siguiente, Back In The USA (1970), fuera tan inferior es prueba que la obra maestra se debió a los espíritus de una época completa y no de un grupo particular de músicos.
No menos salvajes, The Stooges aparecieron con una proposición más musical. En su primer album Stooges (1969) tomaron ideas de Chuck Berry, Rolling Stones, Velvet Underground y The Doors (riffs pesados, cantos obscenos, vocales libidinosas, guitarras distorsionadas) y lo llevaron al límite. We Will Fall Venus In Furs. 1969, No Fun, I Wanna Be Your Dog , Sweet Little SixteenWaiting For My Man, sonaban a alguna de las anteriores bandas o tenian claras influencias suyas. El atractivo sexual de Mick Jagger, de guitarra erótica de Jimi Hendrix, la perdición chamánica de Jim Morrison, o los rituales degenerados de Lou Reed, encontraron en los Stooges un nuevo vehículo para una nueva generación, que ya no era idealista sino simplemente frustrada, abrazaron la imagen del punk degenerado, y le llevaron a un nuevo nivel de realismo, dejando atrás los sobre-tonos míticos de la era hippy, y regresando a sus dimensiones originales de desafío y vulgaridad. Así los Stooges alcanzaron una síntesis histórica de tanto estilos musicales y significados sociológicos. Fun House (1970), cuyo TV Eye virtualmente inventó el voodoobilly, y cuyo tema 1970 virtualmente inventó el punk-rock, y continuaban la saga, mientras que Raw Power (1973) derivaba hacia el glam-rock respetable y de paso se convertiría en la nueva carrera de su vocalista Iggy "Pop". Cada pedazo de la música de los Stooges era militante, aunque no hacían ninguna referencia a la política. Y cada pedazo de eso era pornográfico: cada nota, cada acorde, cada riff era un innuendo sexual. La mezcla de guitarras agresivas, vocales crudas y ritmos sólidos era un kamasutra sónico.
En definitiva MC5 y los Stooges habían creado una nueva clase de rock'n'roll, una fundada en la violencia musical extrema.
Pero volvamos a Gran Bretaña, en donde la forma "no política" del hard-rock generó la misma clase de reacción histérica que el Mersey-beat y el rock progresivo habían generado: docenas de bandas adoptaron el nuevo estilo con pocas o ninguna variación entre unas y otras. Entre las menos predecibles estaban: Free, con el vocalista Paul Rodgers, el excelente guitarrista Paul Kossoff y la extraordinaria sección rítmica de Andy Fraser y Simon Kirke, ellos fueron notables por el blues-rock visceral de temas como el himno All Right Now (1970) , o el majestuoso album Fire And Water (1970); otra imprescindible banda de la época eran los Status Quo, cuya experiencia en la psicodelia y el rock progresivo culminaban en álbumes como Picturesque Matchstickable (1968), Ma Kellys Greasy Spoon (1970) o Dog Two Heads (1971); de Irlanda despuntaba un grupo llamado Thin Lizzy, formación clásica de guitarra doble a lo Wishbone Ash, con un líder mestizo Phil Lynott, genial y controvertido que produjo discos de gran factura como Thin Lizzy (1971), Shades of a Blue Orphanage (1972) o posteriores obras maestras como Jailbreak (1976); también a inicios de los 70 aparecieron UFO quienes fueron pioneros en el Space-rock-metal como dejaron bien demostrado en trabajos como Flying (1971) o UFO1 (1972), derivando su estilo posteriormente a un hard-rock más convencional; Force It (1975), en 1969 un teclista con una fuerte educación clásica llamado Ken Hensley funda Uriah Heep junto al guitarrista Mick Box y al cantante David Byron, pronto son proveedores de atmósferas góticas y medievales; e incluso rozan el rock sinfónico, sin duda por la aportación de Hensley, firman álbumes espectaculares como Very´Umble Very éavy (1970), o geniales como Demons and Wizards (1972), en 1966 de uno de los barrios más marginales de Wolverhapton sale una banda llamada Slade, quienes unieron la imagen de holligans de la clase trabajadora con himnos pegajosos tales como Cum On Feel The Noise (1973) o álbumes de gran calibre como Slayed (1972),luego parte de la critica les coloco injustamente al movimiento glam-rock y no fueron muy bien considerados entre los asiduos al hard-rock aunque si entre los post-punks.
Una versión pop y glam del hard-rock fue preparada por los escritores Nicky Chinn y Mike Chapman y por el productor Mickie Most, primero para Sweet, para quien escribieron Blockbuster (1972) y Ballroom Blitz (1973), y después con el grupo de Detroit Suzi Quatro, quienes lanzaron Can The Can (1973) y Devil Gate Drive (1974).
Dos de las mejores bandas nacieron de las semillas de los Small Faces: por un lado Humble Pie, con Peter Frampton y Steve Marriott y dejándonos uno de los albumes de rock en directo más memorables de la historia el Perfomance: Rockin´at the Fillmore (1971) , y por otro The Faces, con el vocalista Rod Stewart y el guitarrista Ron Wood (ambos antiguos miembros de la Jeff Beck Group), cuyo album A Nod Is As Good As A Wink To A Blind Horse (1971) permanece como uno de los ejemplos más vivos del soul-rock blanco.
Varios años antes un estudioso de la música clásica y teclista llamado Jon Lord funda Deep Purple junto al excéntrico guitarrista Ritchie Blackmore y el formidable batería Ian Paice, quienes empezaron como imitadores tardíos del rock progresivo y rock neoclásico, cuyo mejor ejemplo es Concerto for Group and Orchestra (1970) y el melodrama psicológico Child In Time (1970), pero pronto se unieron a las filas del hard-rock con los ataques de rock supersónico con las obras maestras  In Rock (1970), Machine Head (1972) y el legendario directo Made in Japan (1973) Pronto debido a la técnica de guitarra altamente simplificada de Ritchie Blackmore y los excesos orgánicos de sus ejecuciones extensas se convirtieron en los estereotipos del hard-rock, convirtiendose junto a Led Zeppelin como los grandes abanderados del estilo.
Pero fueron quizás Black Sabbath, la banda más influyente y fundamental de todas para el devenir de lo que luego seria el heavy-metal y esto era de por sí solo ya es muy difícil o casi imposible, Ozzy Osbourne, Tony Iommi, Gezzer Butler´s y Bill Ward tenían las habilidades requeridas para tocar el hard-rock en su máxima expresión, pero sus riffs distorsionados y florecientes, sus monstruosos grooves, sus ritmos marciales, su canto monótono y sus temas de horror, evocaban la visión de un universo futurista medieval, y pusieron los cimientos para el heavy metal y del que posteriormente surgieron el black metal y el doom-metal. Las proezas melódicas e instrumentales eran componentes despreciables de sus trabajos más típicos, Black Sabbath (1970) Paranoid (1971) Master Of Reality (1971) Vol.4 (1972) o Sabbath Bloody Sabbath (1973) Ellos no fueron los inventores de la música gótica, pero si fueron los primeros en transformarla en un nuevo género. Ellos fueron el ataque final a los roqueros, hippies, cantautores y cualquier otro que valorara el contenido sobre la forma.
En 1971 se formaba Queen quienes fueron los bufones del movimiento hard-rock, y muy al principio catalogados como banda de glam-rock. Con un glamoroso front-man como Freddie Mercury y un técnicamente innovador guitarrista llamado Bryan May,  tomaron ideas del rock progresivo, del music-hall muy bien reflejados en la escenificación de Killer Queen, (1974) y del gospel; Somebody to Love, (1976); Aplicaron técnicas de producción fantásticas en A Night At The Opera (1975), con temas como Bohemian Rhapsody dignas de una opereta de Frank Zappa,  y se convertirían en la quintaesencia del rock "ostentoso" con himnos como We Are The Champions o We Will Rock You (1977), para luego convertirse en superestrellas del hard-soft con álbumes como Works ( 1984) o Kind of Magic (1986)
De las cenizas de Free surgio Bad Company, de ese grupo provenían el vocalista Paul Rodgers y el batería Simon Kirke, Boz Burrell procedía de King Crimson y Mick Ralphs de unos extintos Moot The Hoople, en definitiva una súper formación que tomaron prestado la esencia del boogie sureño y le agregaron un tono lascivo, como dejaron bien sentado en álbumes como Bad Company (1974), Straight Shooter (1975) o Run with The Pack (1976), para luego ir por caminos muchos mas melódicos y en donde rozaban el A.O.R. Dangerous Age (1988) o Holy Water (1990).
En Estados Unidos muy pocas bandas abrazaron el sonido violento de las bandas de Detroit. Básicamente, el hard-rock estadounidense era el contrapunto americano del hard-rock británico. Y el componente de blues era, generalmente, más fuerte. Los líderes de ese movimiento eran: Mountain, el equivalente estadounidense de Cream, y en donde sobresalían dos excelentes músicos como Leslie West y Felix Pappalardi, su trabajo consistió en unir blues, hard-rock y rock psicodélico bien demostrado con el épico Nantucket Sleighride (1971) y con la colección barroca Flowers Of Evil (1971); James Gang, un poderoso trío liderado por Joe Walsh cuyo Rides Again (1970) traiciona la influencia del rock progresivo; Grand Funk Railroad, formación también en formato trío y con un líder salvaje y visceral, pero también genial como era Mark Farmer, ellos fueron unos vulgares iletrados pero maestros del "groove", y expertos en altísimos decibelios y aún militantes del rock primitivo en discos como E Pluribus Funk , Survival ( 1971 ) o el genial We´re an American Band (1973); Montrose, banda formada por Sammy Hagar y Ronnie Montrose, cuyo primer album es considerado un clásico del rock americano Montrose (1973); el que fuera líder de los Guess Who; Randy Bachman abandono dicha formación para formar Bachman-Turner Overdrive, y guiados por él e influenciados por The Who y por el boogie sureño convirtieron álbumes como Not Fragile (1974) y Four Wheel Drive (1975) referencias obligadas del genero; y por ultimo Heart, un tardío grupo mixto de dos excelentes vocalistas féminas como Ann y Nancy Wilson, intentaron una fusión de folk-rock y hard-rock Dreamboat Annie (1976) antes de reconvertirse al AOR con Heart (1985).
Muy pronto el sonido de la revolución que llegó fue “domado” muy rápidamente por las grandes masas, y el hard-rock se convirtió en un estilo con varias decenas de millones de seguidores por los cinco continentes.
Los estados sureños de los Estados Unidos desarrollaron su propia marca de vibraciones "pesadas", con raíces en las tradiciones del boogie y el honky-tonk de los salones, y capaces de mezclar el country, el blues y el soul con el rock'n'roll. "El rock sureño", lanzado a lo largo de la nación estadounidense por ZZ Top y los Allman Brothers Band en 1970, se convirtió en casi un generó por sí mismo. Jacksonville (Florida) fue su epicentro, su escena comenzó con el éxito Spooky (1967) de la primer banda de James Cobb, Classic IV.
Había un enlace con la escuela psicodélica de los 60s, particularmente visible en Take Me To The Mountain (1970) por Headband, Perpetuum Mobile de Mariani (1970), y Dead Man de Josefus (1970) germinales grupos que les faltaba pulir y desarrollar el estilo.
Allman Brothers Band eran Jacksonville, con dos guitarristas principales (Duane Allman y Dickey Betts), fue el primer mayor impacto americano desde Grateful Dead para quienes la ejecución improvisada en vivo era más relevante que el álbum de estudio con arreglos y bien compuesto. No es de sorprender, que se convirtieran en la única banda que pronto paso a competir con los Grateful Dead en términos de multitudes. Su álbum debut, The Allman Brothers Band (1969), introdujo una forma de balada blues-rock, suelta, con mucha guitarra, una versión sureña del rock de cosecha propia, pero fueron los álbumes en vivo, Live At Fillmore East (1971) y Eat A Peach (1972), los que transformaron esas baladas en excursiones sónicas épicas y asombrosamente interpretadas.
Agregando dos baterías al formato de guitarras gemelas de los Allman Brothers Band, y mezclando esta alineación extensa con un espíritu rural más genuino, nació la banda de un violinista de bluegrass de Nashivlle, la Charlie Daniels Band, apareció para representar la clase media del medio oeste, empezando con Fire On The Mountain (1974).
Ritmos sólidos y guitarras que quemaban con su sonido fueron también las armas principales en el arsenal de la Atlanta Rhythm Section de James Cobb, que ya había encontrado el sonido que buscaba años atrás, un sonido sobre todo pulcro y producciones soberbias como en Third Annual Pipe Dream (1974) o Rock´n´Roll Alternative (1976), otra laureada banda como la The Marshall Tucker Band nacieron en South Carolina, ellos se emparentaban musicalmente con todos los anteriores, pero la presencia de la música country era mucho mas pronunciada que entre sus rivales, como es bien demostrado en Searchin' For A Rainbow (1975), 38 Special también eran de Jacksonville y a diferencia de los Allman Brothers su música tenia mucho boggie-rock alternándolo con ritmos mas cercanos al rock comercial enfocados a las radios FM Wild Eyed Southern Boys (1981), una banda mucho menos conocida pero no por eso menos interesante eran Wet Willie originarios de Alabama, con álbumes muy interesantes como por ejemplo el Dixie Rock (1975); en cualquier caso hubo muchos otros, y en definitiva todos ellos básicamente mezclaban hard-rock, boogie, country, soul y gospel, aunque cada banda tenía su propia receta y usaban diferentes porcentajes de cada ingrediente.
El álbum más original de esa era vino del oscuro grupo Hampton Grease Band , Music To Eat (1971), elevado a la categoría de clasico, una mezcla poco probable pero efervescente de Frank Zappa (Absolutely Free), Captain Beefheart (Trout Mask Replica) y los Allman Brothers Band (Eat A Peach).
Los proveedores finales y definitivos del boogie sureño fueron ZZ Top, cuyo mejor álbum, Tres Hombres (1973), fue una verdadera enciclopedia de estilos sureños, realzados por la guitarra de Billy Gibbons, pero también otros discos como Deguello (1979) conservaban esa esencia polvorienta, más adelante en su carrera, ZZ Top viró hacia el hard-boogie en algunos casos con ritmos casi discotequeros y adoptaron sonidos electrónicos devastadores, por ejemplo en Eliminator (1983), entregándose así al mismo viejo concepto brutal que reindivicaba la generación punk.
Otras bandas tales como Black Oak Arkansas, fue quizás la banda más original de boogie de tres guitarras, mejor representados en Keep The Faith (1972) y sobre todo en High on The Hog (1973); los Outlaws que practicaban un southern-rock con excitantes melodías vocales muy en la onda de America o The Eagles cuya sesión de 1975 Green Grass And High Tides bien podría ser lo más excitante del género incrementaron la dosis de riffs de guitarras y ritmos pesados y dejandos buenos albumes como el Bring it Back Alive (1978).
Otro grupo leyenda fue Lynyrd Skynyrd, en el no había protagonistas en el sonido del propio grupo (también basado en tres guitarras) originario de Florida, fueron los líderes de la segunda generación del southern, liderados por Ronnie VanZant, sus objetivos eran prácticos: riffs durísimos y ritmos estremecedores para cantar el estilo de vida rudo (y autodestructor) del hombre sureño reaccionario, Second Helping (1974), el cual contiene su himno Sweet Home Alabama, fue su mejor demostración de fuerza, pero su terrible filosofía llegó al máximo con Street Survivors (1977), lanzado cuando VanZant moría en un accidente de avión y siguiendo así con la maldición del estilo, ya que todos los grandes del genero habían perdido en accidentes a algunos de sus miembros originales (Allman Brothers, Marshall Tucker, Grateful Dead) y ahora Lynyrd Skynyrd. (P.Scaruffi)

1 comentario:

Aldoux dijo...

Un artículo impecable, muy veraz y mejor documentado. Nada que agregar pero sí un pequeño detalle que me gustaría comentar: la mala imagen que el hard Rock y el posterior Heavy Metal siempre ha tenido entre los críticos quienes no han tenido rubor en tratarlo como un estilo marginal y secundario. Si el Hard Rock se mantuvo a lo largo de los 70 fue por el apoyo incondicional de los fans, véase por ejemplo la manera sistemática como Led Zeppelin eran atacados, despreciados y ridiculaizados por un lado mientras por el otro sus discos se vendían como churros e influenciaban a futuras generaciones de estrellas. Un saludo amigo...