Seguidores

jueves, 25 de febrero de 2010

Grandes años 70: Vangelis

Era finales de 1972 cuando una noticia sacudió a los circuitos musicales de media Europa; Aphrodite´s Child, la banda griega que llevaba varios años en la cresta de la ola con temas como Rain and Tears o It´s five o´clock anunciaban el fin del grupo.
La banda de corte progresivo y psicodélico había tenido un gran éxito con varios álbumes publicados End of the World (1968), It´s Five o´clock (1969) y 666 (1972).
Y entre los tres componentes de la banda sobresalían un cantante llamado Demis Roussos y el teclista Vangelis Papathanassiou.
El primero conseguiría una exitosa carrera como cantante de canciones melódicas no exentas de épica y melodrama en las décadas de los 70 y 80 con numerosos hits muchos de ellos números uno en medio mundo.
Por su parte Vangelis se convertiría en uno de los mayores exponentes de la música electrónica en el futuro consiguiendo una carrera llena de grandes obras.
Ya desde niño su talento era asombroso, tanto que a los seis años ya interpretaba en público sus propias composiciones.
Sus primeros álbumes son publicados aun estando en el seno de la banda, entre ellos la música para la película Sex Power o Hipothesys y The Dragon (1971) trabajos muy enfocados al estilo de su banda es decir un rock sinfónico con influencias de jazz electrónico. Ambos trabajos se editaron por los sellos Charly a Affinity sin el consentimiento del músico que manifestaba que era material experimental sin un denominador común y sin una producción aceptable.
Vangelis que conservaba en la retina la hermosa Grecia con sus impresionantes arquitecturas, sus mitos y la fascinante naturaleza de su país, residía en Paris cuando el productor de televisión Frederic Rossi le encarga la música de una serie la cual necesita de la importancia de esta para su visionado.
Así nacen las dos primera obras del músico La fete Sauvage y Opera Sauvage, ambas dedicada a los animales y encuadradas en el álbum L´apocalypse des Animaux (1973) alcanzando un éxito tan rotundo que se convirtió en una futura referencia a los sonidos que mas tarde experimentarían la new age.
Vangelis efectúa en el álbum una combinación de elementos acústicos y electrónicos de manera brillante con una amplia gama de sonidos utilizando instrumentos convencionales como las guitarras acústicas, órganos modificados y efectos electrónicos.
Posteriormente el álbum Earth (1974) se convierte en otra gran composición progresiva.
Pero al músico esta limitado en la bohemia ciudad francesa muy centrada en el sonido del jazz y la música popular y busca nuevos horizontes donde dar rienda suelta a su imaginación.
Ese mismo año Rick Wakeman decide abandonar el grupo Yes para continuar su carrera en solitario y se rumorea que Vangelis era su sustituto en la banda, por consejo de Jon Anderson, con quien tenia buena amistad, pero problemas con el sindicato de músicos británicos y el ego del propio músico rodeado de tantas estrellas como eran los integrantes de Yes se descarta su integración en favor de Patrick Moraz.
Vangelis posteriormente decide trasladase a Londres en donde se construye un estudio de grabación que mas parece un laboratorio de experimentación que una sala orientada a grabar música.
Durante un año Vangelis experimenta sonidos, notas y variaciones que va acoplando y mezclando en un titánico trabajo artesanal.
Producto de toda este audacia creativa nace Heaven and Hell (1975) un álbum concepto en donde el músico relata musicalmente múltiples piezas corales muy cercana a la música clásica,
Aquí ya hay una muestra de lo que en un futuro no muy lejano Vangelis explotaría junto a Jon Anderson, el tema cantado So long Ago, so Clear,
Efectivamente Anderson le invita a colaborar en su primer álbum como solita, el apabullante y atmosférico Olias of Sunhillow (1976) ese mismo año se publica Ignacio álbum mas orientado hacia el vanguardismo electrónico.
El proceso evolutivo le conduce al siguiente álbum Albedo 0.39 (1976) un trabajo más electrónico y cósmico consiguiendo este un éxito rotundo en los circuitos progresivos y electrónicos.
Spiral (1977) y Beaubourg (1978) continúan esa evolución, el primero mas abierto musicalmente e incluso comercial y el segundo mas experimental y minimalista.
Ese mismo años se publica Odes un trabajo junto a Irenes Papas en donde se recogen canciones populares griegas y bizantinas.
En abril de 1979 publica el álbum China mucho más accesible pero de gran clase a la vez que innovador que logra un moderado éxito.
En este último trabajo Vangelis introduce sonidos étnicos influenciados por las tradiciones mágicas milenarias del extremo Oriente.
Un año después publica See Your Later un trabajo irónico sobre las costumbres de la sociedad de la época.
También en 1980 Vangelis se une a Anderson para colaborar asiduamente en álbumes empezando por Short Stories, ambos lograran trabajos muy meritorios en donde las voz etérea y asexuada del cantante es el contrapunto ideal a la electrónica de Vangelis.
Pero su primer trabajo en la nueva década será la banda sonora de la película Chariots of Fire (1981) que gana un oscar a la banda sonora original además de convertirse en todo un clásico.
Vangelis asombrosamente creo la música de la película mientras visionaba el montaje provisional en una técnica llamada creación-directa creando una obra opulenta que quedo registrada en la memoria colectiva del mundo entero.
A partir de aquí Vangelis realizara otras destacadísimas bandas sonoras como Missing (1982), Antarctica (1983) o Mutiny on the Bounty (1984), casi todas ellas nunca editadas como álbumes oficiales del músico aunque si aparecen extractos de todas ellas en sucesivos recopilatorios como Portrait (1996).
Pero fue Bladerunner y su banda sonora de la película de Ridley Scott la que encumbro definitivamente al músico, una obra grandilocuente con una amalgama de fusiones de estilos en clave electrónico que iban desde al jazz hasta elementos étnicos.
En cualquier caso no seria editada oficialmente hasta pasados diez años.
El resto de la década Vangelis publico discos en solitario como Soil Festivities (1984), Mask (1985), Invisible Connections (1985), Rhapsodies (1986), Direct (1988) o el recopilatorio Themes (1989), alternándolos con otros junto a Jon Anderson bajo el nombre de Jon & Vangelis The Friends of Mr Cairo (1981), Private Collection (1983) o The Best of (1984).
Ya en la década de los 90 publica el minimalista The City y posteriormente 1492 Conquest of Paradise (1992) banda sonora monumental que obtuvo un éxito absoluto.
Antes había publicado otro álbum junto a Jon Anderson Page of Life (1991).
En Voices publicado en 1995 Vangelis experimenta las posibilidades de la voz humana y en Oceanic vuelve a los sonidos etéreos de los primeros años.
El Greco (1998) fue un álbum con un cierto tono a tributo al genio del ambiente religioso y el manierismo consiguiendo un trabajo realmente sobrio y muy aplaudido por la crítica y los aficionados.
Mythodea (2001) por su parte fue la culminación de un encargo por parte la NASA para la misión no tripulada a Marte y en el 2002 compone el tema oficial de la copa del mundo de fútbol de Corea y Japón.
Alexander (2004) banda sonora de la película de Oliver Stone, Blade Runner Trilogy (2007) y Odyssey (2006) son las últimos, entre otras colaboraciones y recopilatorios, discos destacados del músico griego.
Estos últimos años la música de Vangelis se ha tornado delicada y violenta al mismo tiempo, con ritmos fáciles y latidos mas sutiles entre clamores y reflexiones con composiciones certeras y cautivadoras y es que Vangelis antes que músico es un verdadero investigador musical inspirado en un cierto neotradicionalismo en una sociedad cultural la cual se fija en influencias musicales muy pasajeras.

Web Vangelis

1 comentario:

Yose Álvarez-Mesa dijo...

Un par de documentos audiovisuales:

http://www.dailymotion.com/video/x1rhp8_vangelis-carros-de-fuego-directo_music

http://www.youtube.com/watch?v=G_U4k_lc3pE