domingo, 31 de diciembre de 2017

Craig Chaquico-Acoustic Planet (1994)

En 1993 el ex guitarrista de la mítica banda de los 60 y 70 Jefferson Airplane o Jefferson Starship, Craig Chaquico, lanza su primer disco en solitario titulado "Acoustic Highway", un memorable ejercicio de armonías y melodías enfocado en el estilo "new age", pero fusionado con sonidos jazzísticos y ritmos apasionados.
Un año después publicaría este "Acoustic Planet" donde Chaquico amplía el horizonte hacia sonidos e influencias más variadas como el blues, los sonidos latinos y el smooth jazz sin dejar esa sensación "new age" que impregna todo el disco.
Un álbum lleno de viajes creativos que construyen un paisaje sonoro abrumador y que valdría la nominación al mejor álbum de música "new age" en los premios Grammy del año siguiente.

lunes, 11 de diciembre de 2017

The Climax Blues Band-Plays On (1969)

La Climax Chicago Blues Band es una de las mejores bandas de blues británica que surgieron a finales de la década de los 60, y que sin embargo esta injustamente olvidada por el público en general.
Compuesta por el gran guitarrista Peter Haycock y el cantante Colin Cooper, el resto lo formaban el guitarrista Derek Holt, el baterista George Newsome, el bajista Richard Jones y el teclista Arthur Wood.
Su álbum debut "The Climax Chicago Blues Band" lanzado en 1969, obtendría excelentes críticas y unas ventas aceptables.
Debido a las presiones de la discográfica y de la banda de Chicago que en ese momento se llamaba "Chicago Transit Authority", tuvieron que reducir su nombre a "The Climax Blues Band", y bajo este nombre lanzaron su segundo álbum "Plays On ”, que a diferencia de su trabajo anterior, fusionan el blues con enfoques jazzísticos, obteniendo un sonido espectacular y brillante.
Desde el principio, la banda exploró el terreno jazzístico con el tema inicial "Flight", al que siguieron magníficas canciones como "So Many Roads", "Hey Baby", el devastador Blues "Everything's Gonna Be Alright Yeh Yeh Yeh" o la divertida "Crazy Bout My Baby".
Un disco lleno de sonoridad profunda e insuperable en donde destacan los impresionantes solos de guitarra de Haycock, uno de esos guitarristas que están a la sombra de los grandes de su epoca, pero que en absoluto desmerece su talento ante cualquiera de ellos.