sábado, 21 de febrero de 2015

Prince And The Revolution-Purple Rain (1984)

Prince fue uno de los artistas que más admiración despertó en los años ochenta, este músico multiinstrumentista, tocaba todos los instrumentos, cantaba y producía sus propios discos, todo ello sin salir de su propio estudio en Minneapolis.
Hijo de un pianista de jazz y una cantante, debutó a los 20 años con su disco "For You", que sin ser un disco relevante, con el empezaría a ser considerado y respetado en el mundo del pop.
Con los siguientes discos consigue mejor repercusión y así "Dirty Mind" (1980), "Controversy" (1981) y sobre todo "1999" (1982), logra posicionarse entre los músicos de vanguardia con un vigoroso pop rock y soul.
En 1984 apareció su sexto disco "Purple Rain" (el primero que firmaría con su banda The Revolution), un album que era la banda sonora de una película del mismo nombre, con una historia confusa y notas autobiográficas sobre el ascenso al estrellato de un glamoroso músico de rock.
"Purple Rain" definitivamente elevaría a Prince al olimpo del pop rock, en parte debido a su portentoso tema "Purple Rain" en el que el propio Prince interpreta un memorable solo de guitarra.
Un disco que alcanzaría unas ventas astronómicas de más de 20 millones de copias, además de ganar un premio Grammy y un Oscar a la mejor banda sonora.

miércoles, 11 de febrero de 2015

The Zombies-Odessey and Oracle (1968)

"Odessey and Oracle" fue el segundo álbum de la banda británica The Zombies, lanzado en 1968 y considerado uno de los álbumes más icónicos de todos los tiempos.
Un disco estético, bello y majestuoso, una mezcla de poder y belleza, esta mezcla de baladas de rock y piano clásico contiene un índice melódico singular e impecable. Los Zombies ya habían sorprendido con canciones como el clásico “She's Not There” o “Tell Her No” que desprendían armonías a dos voces. Aquí el trabajo se maximiza con una textura vocal aún mayor; haciendo uno de los mejores discos de los años 60.
Los oscuros Chris White y Rod Argent proporcionan una colección de grandes composiciones, a menudo en forma de fantasías de dos partes muy distintivas; cada uno más impresionante que el otro, Rod Argent proporciona los teclados para cada pista, con piezas evocadoras y ritmos armónicos bien establecidos, su mejor trabajo está en el mellotron de “Hung Up On A Dream” o su solo psicodélico en “Time of The Season” además de glorioso vocal armoníco en "Beechwood Park" o las canciones de "Care of Cell 44" o "Time Of The Season".
En definitiva, una obra maestra y un referente de la música psicodélica de los sesenta.