lunes, 28 de octubre de 2019

Fish-Field Of Crows (2004)

Octavo trabajo de Fish, en el que por primera vez no utiliza el álbum conceptual, sin embargo las imágenes y referencias a cuervos aparecen en varias ocasiones.
"Field of Crows" parece más una brillante colección de canciones que una obra en su totalidad y donde Fish reafirma su enorme experiencia como poeta y compositor de canciones emotivas.
Sin que sea un disco de rock progresivo habitual, si es cierto que aquí se dan los elementos necesarios para dicho estilo, con arreglos complejos e inteligentes y una producción exquisita.
Fish siempre ha sabido dar a sus obras temas autobiográficos, letras con significados profundos, historias misteriosas y un enorme sentido literario.
Incluso hay momentos para volver atrás y añorar su tiempo como líder de Marillion como lo demuestra el enorme "The Field" o "Lost Plot", canciones íntimas con las hermosas "Scattering Crows", "Shot The Craw" o "Exit Wound" o canciones de rock  como "Innocent Party" o "Old Crow" e incluso ejercicios de rock psicodélico en "Numbers".

martes, 22 de octubre de 2019

Dave Meniketti-On The Blue Side (1999)

Dave Meniketti es un formidable guitarrista que inició su carrera en la banda de hard rock Y&T a mediados de la década de 1970, con la que grabaria una decena de discos, algunos de ellos de notable éxito, culminado con éxitos mundiales como "Don´t Wanna Lose","Mean Streak"o "Summertime Girls", pertenecientes a discos de enorme calidad como "Earthshaker","Black tiger"o "In Rock we Trust", forjando así una extensa y exitosa carrera con esta banda.
En 1999 lanzó su primer álbum en solitario titulado "On the Blue Side", donde demostró su pasión por el blues.
En ese disco hay tres versiones, muy distintas entre sí pero con un denominador común: el blues.
Comenzando con una de las mejores canciones compuestas por James Brown en toda su carrera, "Man's World", seguida del clásico de Mose Allison, "Parchman Farm", y el extenso "paseo de guitarra" de "Loan me a dime" de Boz Scaggs.
En "Man´s World" Meniketti logra no solo superar la versión original, sino también demostrar el talento sobrenatural de este músico con las seis cuerdas.